miércoles, 4 de mayo de 2011

Catalogo de Monedas de ARGENTINA: PESOS MONEDA NACIONAL

Ilustración de la portada: Máquina acuñadora de monedas y guillotina de billetes de la Casa de Moneda de la Nación.
Investigación realizada para la Muestra Numismática, llevada a
cabo con motivo de la realización de “La Noche de los Museos”,
efectuada por el Museo del Banco Central, en el marco del Plan de
Exposiciones dispuesto por la Subgerente General de Servicios
Centrales, Alejandra G. Naughton.
Supervisión de la edición:
Alicia B. Osorio
Investigación y redacción:
Natalia J. Dergam Dylon y Daniel A. Rey
Diseño Gráfico:
M. Yasmín Fernández Allende y Alejandra A. Bujanda
Impresión:
Talleres de Impresiones del B.C.R.A.
© Copyright 2006. Banco Central de la República Argentina. Reverso del billete de 100.000 pesos ley 18.188, emitido en 1979,
Con el edificio de la Casa de Moneda  de la Nación.
Nuestro agradecimiento
al Museo de la Casa de Moneda de la Nación
y
a la Subgerencia de Laboratorio
(Gerencia de Tesoro –
Subgerencia General de Medios de Pago)
Banco Central de la República Argentina
por
el asesoramiento y la información
brindados para este estudio
Anverso y reverso de la moneda acuñada en plata en el año 2005,
conmemorativa de los 70 años de la fundación del
Banco Central de la República Argentina. El arte de hacer dinero:
cómo se hacen las monedas
y los billetes en Argentina
I.– Introducción:
Si algún lector desprevenido leyó apresuradamente el título
de este artículo e interpretó que podía hallar en él una fórmula de
enriquecimiento o incremento apresurado de su fortuna, lamentamos decepcionarlo.  Sin embargo, lo alentamos a que continúe con
la lectura de este trabajo de investigación que tiene como propósito
difundir los procesos de fabricación de las monedas y de los billetes en Argentina.
La tarea de confeccionar las piezas monetarias que  conforman nuestro circulante recae en las facultades que tiene el Banco
Central de la República Argentina.  El Ente Emisor de la moneda
no sólo establece las medidas de calidad y seguridad para la circulación del dinero, sino que también se encuentra empeñado en conservar su valor como una misión primordial.
 Cotidianamente pasan por las manos de millones de argentinos monedas y billetes que fueron realizados bajo estrictos controles de fabricación y circulación, que hacen que el dinero sea seguro y aceptado con confianza por toda la población.  Esta compleja
misión del Banco Central tiene detrás una estructura de recursos
humanos y materiales para llevarla a cabo, que se desconoce habitualmente.
Página 1 El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
 Desde que el hombre utilizó el dinero para agilizar el intercambio de bienes en una sociedad, existió también la ambición
humana de burlar ese circuito a través del fraude y la falsificación
de moneda que traen aparejados la desvalorización y la desconfianza en el circulante monetario. Los distintos emisores de monedas a lo largo de la historia han tomado medidas para perseguir y
penalizar a los infractores de la circulación monetaria, que podía
consistir en la pena de muerte durante la dominación de las monarquías absolutas o bien la instauración de medidas de seguridad basadas en una tecnología sofisticada que desalentara a los posibles
delincuentes.
 Analizaremos en este estudio el origen normativo de la potestad estatal de emitir el dinero en nuestro país, dónde y cómo se
confeccionaron las primeras monedas y billetes del Río de la Plata,
desde la época colonial, pasando por las primeras décadas de  
Argentina independiente hasta la conformación de un Estado Nacional moderno.
También estudiaremos cuáles son las nuevas tecnologías que
se utilizan actualmente para la fabricación de las monedas y billetes en la Casa de Moneda de la Nación, para cubrir las necesidades
que requiere nuestro Banco Central, en el cumplimiento de sus
funciones como Ente Emisor Monetario.
II.– El Banco Central como Ente Emisor del dinero en Argentina
 
 La Constitución Nacional dispone en su artículo 75 cuáles
son las atribuciones del Poder Legislativo en Argentina (1) y entre
Página 2 todas ellas se encuentra la de “Establecer y reglamentar un banco federal con facultad de emitir moneda, así como otros bancos
nacionales”.  También es potestad del Congreso Nacional
“Hacer sellar moneda, fijar su valor y el de las extranjeras; y
adoptar un sistema uniforme de pesos y medidas para toda la
Nación”.
Reverso del billete de 1 peso convertible de 1992,
con el Palacio del Congreso Nacional.
 Estas importantes misiones parlamentarias imprescindibles
para el ordenamiento de una sociedad, son reglamentadas a través de una Ley Nacional que fija la naturaleza, los objetivos y
las funciones del Ente Emisor de moneda.  La Ley N° 24.144
(modificada por la Ley N° 25.780) establece la Carta Orgánica
del Banco Central de la República Argentina (2), que dispone:
“ARTICULO 3:  Es misión primaria y fundamental del BANCO
CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA preservar el valor
de la moneda.
Las atribuciones del Banco para estos efectos, serán la regulación de la cantidad de dinero y de crédito en la economía y el
dictado de normas en materia monetaria, financiera y cambiaria, conforme a la legislación vigente”.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 3  También son funciones del Banco Central actuar como
agente financiero del Estado Nacional, concentrar y administrar
las reservas de oro, divisas y otros activos externos de nuestro
país.  Asimismo, puede emitir títulos o bonos y certificados de
participación que posea; vigila como Ente Rector el buen funcionamiento del mercado financiero y aplica la Ley de  Entidades
Financieras; propende al desarrollo y fortalecimiento del mercado
de capitales y ejecuta la política cambiaria.  Con el objeto de regular la política monetaria y cambiaria, puede comprar y vender
títulos públicos, divisas y otros activos financieros.
El Banco Central concentra y administra las reservas de oro,
divisas y otros activos externos del Estado Nacional.
(Fotografía de una bóveda del Tesoro, con lingotes de oro).
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 4  Como hemos visto hasta aquí, el Banco Central emite el
dinero, lo hace circular, cuida su valor y custodia las reservas
del país.  Pero ¿qué es el dinero? y ¿para qué sirve?  El dinero es
una unidad de cuenta para medir el valor de los distintos bienes
y mercancías que circulan en una sociedad, a través de la delimitación de los precios.  Si no existiera la moneda como unidad de
compra y venta deberíamos depender de la complejidad del trueque de las cosas.  Podríamos decir que el circuito del dinero es
similar o análogo al aparato circulatorio de un organismo: la
moneda sería la sangre que circula para transportar los nutrientes
y desechos del cuerpo, y su función es agilizar el intercambio de
bienes; el territorio y población del país serían el cuerpo u organismo por donde circula la sangre o la moneda, y el Banco  
Central sería el corazón que bombea y permite la circulación del
líquido linfático o el dinero.
 Además de ser una unidad de cuenta para las transacciones
de bienes, el dinero también sirve como medio de pago para
cancelar deudas o contratos económicos, siendo aceptado por
todos los integrantes de la sociedad, y el dinero es un instrumento de reserva de valor para satisfacer necesidades  futuras por
medio del ahorro y la inversión.
 Para cumplir con estas funciones, el dinero debe conservar
su valor y para ello debe gozar de la confianza de la población
que lo utiliza como circulante monetario.  El Banco Central tiene la misión de cuidar el valor de la moneda y hacerla confiable
para su circulación, estableciendo las medidas de seguridad necesarias para regular su cantidad y calidad.
 Veremos más adelante en este trabajo, cómo para confeccionar las monedas y los billetes hay todo un proceso de estudio
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 5 y control previo para emitir y circular el dinero en nuestro país.
Pero antes hagamos un poco de historia y analicemos cuáles fueron las características del circulante monetario y cómo se fabricaba el dinero anteriormente en Argentina.
       
III.– Cómo se hacía la moneda antaño
  El descubrimiento, conquista y colonización del territorio
americano por parte de los europeos trajo como consecuencia la
implantación del sistema monetario que paulatinamente se impuso al trueque de bienes que realizaban los diferentes pueblos aborígenes, antes del siglo XVI.
  La corona española instaló muy tempranamente Casas de
Monedas o Cecas en las principales áreas de poblamiento, comenzando por México y Perú (3).  En 1573 se fundó la Casa de  
Moneda de Potosí, ciudad ubicada actualmente en la  República
de Bolivia, en la ladera del cerro que durante varios siglos produjo toneladas de metal precioso con las que se realizaron las primeras monedas que circularon en el Río de la Plata.
  Las primeras acuñaciones hispanoamericanas fueron confeccionadas de una manera rudimentaria, con técnicas metalúrgicas muy antiguas que demandaban un acabado manual y daban
como resultado piezas morfológicamente imperfectas.  La terminación de estas monedas denominadas “macuquinas” se realizaba
a martillazos y las percusiones dejaban una silueta entrecortada
que en la mayoría de los casos estaba muy lejos de un perímetro
circular perfecto.  Con el tiempo el borde irregular de las macuquinas fue peligroso para el valor de las monedas: se podían depreciar las piezas recortando el metal y disminuyendo su peso.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 6 Grabado antiguo que representa a un acuñador de monedas.
Monedas de plata “macuquinas”, acuñadas en el Potosí colonial.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 7  Desde el comienzo las leyes españolas eran muy rigurosas
en cuanto a la elaboración de las monedas, tomando  en cuenta
que en esa época estamos hablando de un circulante confeccionado con metales preciosos que tenían valor en sí mismo.  Las reales cédulas disponían que en cada moneda acuñada en una ceca
de la metrópolis ibérica o de una colonia hispanoamericana estuviera identificado el funcionario real que había controlado la acu-
ñación, mediante el grabado de la letra inicial del nombre del ensayador, acompañado del monograma que identificaba  a la casa
de moneda donde se había labrado la pieza monetaria.
  A mediados del siglo XVIII, la tecnología para fabricar monedas permitió el reemplazo de la macuquina irregular por una
pieza redonda más perfecta, que tenía en el canto un grabado que
servía como medida de seguridad adicional, también llamada moneda de cordoncillo, imposibilitando la devaluación de la moneda
y  evitando su cercenamiento perimetral.  Las nuevas máquinas
acuñadoras incorporadas a la ceca potosina permitieron la inclusión de novedosos diseños iconográficos de mejor definición que
incluían el perfil del monarca español en las monedas.
Moneda de oro con el perfil del rey español,
    acuñada en el Virreinato del Río de la Plata.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 8  Las modificaciones morfológicas de las monedas hispanoamericanas fueron tan eficaces para preservar su valor que durante
el siglo XVIII fueron piezas muy utilizadas para el comercio internacional.  Prueba de ello, son las contramarcas chinas que pueden verse grabadas en el circulante monetario español, que con
diversos ideogramas identificaban los nombres de comerciantes
del Lejano Oriente que habían usado ese metal precioso en sus
transacciones.
  Con el inicio del siglo XIX, el panorama político de Occidente cambió como consecuencia de las guerras napoleónicas que
produjo el paulatino decaimiento de la monarquía española, por la
pérdida de sus colonias americanas independizadas,  y por la
hegemonía en los mares y en el comercio internacional que controlaba el Reino Unido de Gran Bretaña.
  La Revolución de Mayo de 1810 comenzó el proceso emancipador del Río de la Plata y la propagación de las ideas y medidas libertarias trajeron aparejadas la acuñación de las primeras
monedas patrias, realizadas en 1813 en la ceca altoperuano (4).
La pérdida de la Casa de Moneda de Potosí en 1815 obligó a la
apertura de nuevos establecimientos emisores monetarios en el
país que ya no poseía la centralización política del Virreinato,
encontrándose fraccionado el poder bajo el imperio de las autonomías provinciales.
 Durante la primera mitad del siglo XIX, existieron tres casas de moneda que tuvieron protagonismo regional de manera
diferente: en el noroeste del país, la provincia de La Rioja fue la
única que continuó acuñando moneda de oro y de plata; en el centro, la provincia de Córdoba  labró  monedas de plata,  y  en  el
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 9 litoral ribereño,  la provincia de Buenos Aires innovó la circulación de monedas de cobre, emitidas por el flamante banco porte-
ño.
Moneda de 8 reales de plata, con la representación del
cerro de Famatina de donde se extraía el oro y la plata
    para afrontar las acuñaciones de la provincia de La Rioja. (1840).
 Debemos esperar varias décadas para volver a tener una
acuñación metálica uniforme en todo el territorio argentino, similar al orden monetario colonial.  La Casa de Moneda de la Nación, fundada en 1880 en la ciudad de Buenos Aires, fue la encargada de importar una tecnología moderna de acuñación de origen
francés que permitió un año después de su instalación las primeras labraciones en oro, plata y cobre en la línea monetaria “Pesos
Moneda Nacional”, que había unificado el circulante monetario
argentino (5).  Desde entonces la Casa de Moneda Nacional se
ocupó de la fabricación de la moneda metálica argentina.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 10 Máquina acuñadora de origen francés con las que fueron
confeccionadas las primeras monedas de oro, plata y cobre en 1881,
en la Casa de Moneda de la Nación.
IV.- Cómo se hicieron los primeros billetes argentinos
 El imperialismo británico decimonónico patrocinó la emancipación de los países hispanoamericanos, que abandonaron rápidamente el monopolio comercial español y remplazaron el circulante colonial por nuevas amonedaciones.  La influencia británica
se hizo notar también con empréstitos a los nuevos gobiernos áviEl arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 11 dos de recursos para continuar la contienda emancipadora y con
inversiones de capital en empresas funcionales a los intereses
mercantilistas europeos.
  El capital predominante inglés dio origen a las primeras
entidades bancarias en Latinoamérica como la fundación del
Banco de Buenos Ayres emprendida en 1822, en el contexto
modernizante y europeizante llevado a cabo por Bernardino Rivadavia (6).
  Mientras que el interior del país conservó el circulante
monetario de oro y plata como el emitido por la provincia de La
Rioja, o las acuñaciones argentíferas de la provincia de Córdoba,
la provincia de Buenos Aires puso en circulación los primeros
papeles moneda o billetes y piezas fraccionarias de cobre, emitidos por el banco porteño, reemplazando el metal precioso por el
dinero fiduciario.
  Para hacer más seguras las operaciones que involucraban
el pago de monedas de metales preciosos, se empleó  un documento confeccionado en papel, debidamente registrado por su
valor, numeración y firmas de los responsables del  establecimiento bancario que avalaron los billetes o papel moneda.  A
estos billetes se los llamó dinero fiduciario porque no tienen un
valor intrínseco como el dinero acuñado en metal precioso que
tenía un valor en sí mismo.
 En 1822 el Banco de Buenos Ayres habilitó los primeros
billetes argentinos, confeccionados por el grabador francés José
Rousseau (7) que utilizó el reverso de una plancha de cobre que
servía para imprimir estampas religiosas dedicadas a la Virgen
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 12 del Rosario, para elaborar el austero diseño de nuestro primer papel moneda.
Billete de 1 peso emitido por el Banco de Buenos Ayres en 1827,
con los retratos de Simón Bolívar y George Washington
confeccionado en los Estados Unidos de Norteamérica.
  A lo largo del siglo XIX las emisiones de billetes impuestas
por el decano banco bonaerense fueron emuladas por las distintas
entidades bancarias que afloraron en el interior del país, bajo el
amparo de un crecimiento económico que demandaba una cantidad cada más creciente de circulante monetario.
  En la segunda mitad del siglo XIX, abundaba el papel moneda que con diseños iconográficos que aludían a una economía
nacional basada en las riquezas de la ganadería y la agricultura,
permitió la expansión de un modelo agroexportador que posibilitó
el crecimiento de nuestro país.  Las ilustraciones de los billetes se
basaban en grabados realizados por las casas de monedas inglesas
y norteamericanas, que proveían a los bancos argentinos públicos
y privados del circulante en papel.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 13 Billete emitido por el Banco de la Provincia de Buenos Aires en 1867, con
motivos gauchescos, cuya imagen definía la identidad argentina.
  Se emplearon diferentes técnicas de impresión de  billetes
por esta época.  A veces la demanda de circulante local apresuraba los tiempos de fabricación y se recurría a la litografía, es decir,
las técnicas de grabado sobre piedra que generalmente se utilizaba para billetes de diseños provisorios o los de menor denominación, hasta que pudieran ser reemplazados por un papel moneda
más seguro y confiable, que dependía de los grabados en acero
realizados en el extranjero con ilustraciones más acabadas difíciles de falsificar.
  A comienzos del siglo XX, la Casa de Moneda Nacional
inició las impresiones de billetes emitidos por la Caja de Conversión, aunque la provisión de papel especial y las planchas de metal grabadas con las ilustraciones alegóricas o de retratos de pró-
ceres argentinos, continuaban elaborándose en Europa.
  Debemos esperar hasta 1951, para individualizar el primer
billete íntegramente realizado en el país, gracias  a la incorporación de técnicos italianos a la Casa de Moneda argentina que fueron los que formaron una escuela de grabadores que permitieron
confeccionar los diseños del papel moneda sin depender del auxilio extranjero (8).
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 14 Billete de 1 peso emitido por el Banco Central en 1951,
con la alegoría de la Justicia Social,
íntegramente confeccionado en nuestro país.
  Veremos seguidamente cómo continúa la Casa de Moneda
Nacional fabricando el dinero que dispone emitir el Banco  
Central de la República Argentina, en la actualidad.
 
V.– Cómo se hacen las monedas en nuestro país
  Para la realización de la acuñación de monedas es necesario contar previamente con un insumo básico denominado cospel, que es el disco metálico liso sobre el cual se grabarán los
diseños y leyendas que conformarán la impronta del anverso y
reverso de una moneda.
 La fabricación de cospeles requiere a su vez de un metal
adecuado como cobre, níquel, aluminio, estaño, zinc y las aleaciones derivadas como el cuproníquel, el bronce y otras combinaciones metalúrgicas.  Además de estos metales que se utilizan
para la realización de monedas de circulación común, se con-
tinúan utilizando metales preciosos como el oro y la plata para
acuñaciones especiales destinadas a un circuito más acotado a la
colección numismática o simplemente a la inversión y al ahorro.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 15   Una vez extraído el metal de la mina y llevado a una fundición metalúrgica, comienza la fusión del mineral para obtener las
aleaciones y el grado de pureza necesario en hornos de altísima
temperatura. Se continúa con un proceso de laminación de donde
se recortarán los discos metálicos que deberán acondicionarse con
pulidos especiales para tener como resultado un cospel de calidad.
  El Banco Central cuenta con la Subgerencia del Laboratorio
(Gerencia de Tesoro) quien elegirá la calidad del cospel en el
mercado internacional, para encargar a la Casa de Moneda Nacional la confección de las monedas que circularán en  Argentina.
Previamente, se deberán confeccionar los punzones y matrices en
acero que permitirán la fabricación de cuños o troqueles utilizados para la impresión de los grabados que se realizará sobre los
cospeles.
La confección de los punzones es terminada a mano por los técnicos
grabadores, para que los cuños puedan tener una imagen bien definida.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 16  El proceso de acuñación continúa colocando los cuños en
una prensa que efectúa al mismo tiempo el acordonado del borde
o canto del cospel y la secuencia de troquelado de  ambas caras
para recibir los grabados y las leyendas en la pieza metálica, dando como resultado la moneda con su impronta de anverso y reverso.  Finalmente, se realiza un control de calidad para detectar posibles anomalías que deberán ser eliminadas y delimitar las piezas
que se emitirán en la circulación monetaria.
Proceso de acuñación de monedas.
 El Banco Central es el único organismo facultado para emitir monedas en Argentina, conforme al artículo 30 de su Carta
Orgánica (Ley n° 24.144 y modificatorias) y controla su circulación.  Para cumplir esta función utiliza la producción de monedas
de calidad “circulación”, pero el Ente Emisor también está facultado para acuñar monedas con carácter numismático o conmemorativo (artículo 31 de su Carta Orgánica), para lo  que suele emplear una calidad de acuñación diferente denominada “proof” (9).
 La calidad proof consiste en el empleo generalmente de metales preciosos como oro y plata o bien níquel, que reciben un
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 17 pulido especial sobre los cospeles produciendo un efecto de brillo
espejo.  Esta técnica permite una precisión mayor en la definición
de los detalles del motivo iconográfico que ilustra la moneda, a
través de un meticuloso procedimiento manual de la prensa acu-
ñadora, que presiona de uno a uno cada cospel con varios golpes
para alcanzar la altura exacta del relieve y una terminación sin
defectos perceptibles por la vista.
Anverso y reverso acuñada en plata con calidad “proof”,
dedicada al motivo argentino de “La Doma”,
incluida dentro de la IV Serie Iberoamericana
  Con el objeto de preservar las monedas acuñadas bajo la
técnica proof se procede finalmente al encapsulado de las piezas
en un recipiente de acrílico transparente, a fin que el manipuleo y
el contacto con el aire no altere el cuidadoso y fino acabado del
metal, transformándolas de esta manera en verdaderas joyas de
arte.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 18 VI.– Cómo se hacen los billetes en Argentina
  Para la fabricación de los billetes también interviene la Subgerencia de Laboratorio (Gerencia de Tesoro) del Banco Central,
a fin de elegir previamente un papel de calidad y resistencia al
uso de la circulación, al que deberá imprimírsele los diseños ilustrativos con sofisticadas técnicas de impresión y tintas especiales
(10) que conformarán las medidas de seguridad para  evitar las
falsificaciones y hacer el dinero confiable.
  El papel utilizado para hacer los billetes argentinos es confeccionado a base de algodón, mezclado con una proporción de
lino y encolantes sintéticos, que le otorga características de opacidad, resistencia y retención necesarias para que la hoja sea uno de
los materiales más resistentes de la industria papelera.
  El pliego de papel es fabricado con elementos que se le adicionan para que cuando se conviertan en billetes figuren como
medidas de seguridad.  Estos son: las fibrillas invisibles detectables bajo luz ultravioleta; la marca de agua localizada, moldeada,
multitonal y tridimensional, perceptible a trasluz, y el hilo de poliéster metalizado, con micro impresiones y fluorescente a la luz
ultravioleta, utilizado en los billetes de mayor valor.
  Una vez seleccionado el papel de calidad para billetes, la
Casa de Moneda recibe del Banco Central los diseños iconográficos a fin de confeccionar las matrices de los grabados en acero a
buril, para luego realizar las planchas metálicas que intervienen
en los distintos tipos de impresión.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 19 Los maestros grabadores realizan las ilustraciones de los billetes
con un buril sobre planchas de acero.

 Existen tres etapas para la impresión de los billetes que
tienen cada una de ellas una técnica distinta de estampado:
Primera fase: offset seco.  Consiste en una impresión plana, opaca y de colores poco intensos, que suelen utilizarse en el diseño
de los fondos de seguridad, mayormente son figuras geométricas
llamadas también “guilloches” que tienen un efecto antifotográ-
fico.  Esta impresión se realiza simultáneamente en el anverso y
en el reverso del billete, permitiendo un registro coincidente detectable con una visión a trasluz.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 20 Segunda fase:  calcografía. Este tipo de estampado tiene relieve
sensible al tacto, brillo y colores intensos, y se  utiliza para las
ilustraciones y leyendas principales del billete.  La calidad de definición de las imágenes permite la realización de diseños de alto
valor artístico.
Tercera fase:  tipografía.   Una vez completada la impresión de
fondos, ilustraciones y leyendas, se finaliza el proceso con el estampado de la numeración y letra de serie que identificará a cada
billete, utilizándose una tinta especial con fluorescencia a la luz
ultravioleta.
Los pliegos de los billetes aprobados son guillotinados para ser embalados y
distribuidos por el Banco Central.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 21  La hoja o pliego de papel conteniendo la impresión de los
billetes pasa luego a un control de calidad para descartar los posibles defectos y los pliegos aprobados son enviados a la máquina
guillotinadora para separarlos por billetes, que posteriormente
serán clasificados y embalados para su emisión y puesta en circulación desde el Tesoro del Banco Central.
VII.– Conclusiones
 Comenzamos este trabajo analizando el origen normativo
que enmarcan las facultades del Banco Central de la República
Argentina como Ente Emisor monetario del país.  Vimos también
las funciones del dinero en una sociedad organizada monetariamente y la necesidad de hacer que ese dinero sea confeccionado
con las suficientes medidas de seguridad en su fabricación y circulación para que sea confiable en el uso que le da la población.
 Estudiamos además la evolución histórica de los distintos
centros emisores de la moneda desde la época colonial hispanoamericana, detallando los cambios producidos con la gesta emancipadora y las actualizaciones tecnológicas operadas en la fabricación de dinero argentino durante la etapa de consolidación y
modernización del Estado Nacional de finales del siglo XIX.
 Hemos observado cómo se creó la Casa de Moneda de la
Nación en 1880 y cómo fueron incorporándose a la misma tecnologías sofisticadas y profesionales idóneos para la elaboración del
dinero, hasta llegar a nuestros días en donde detallamos  los distintos procesos que se llevan a cabo para la fabricación de las monedas y de los billetes en la Argentina.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 22  La Casa de Moneda de la Nación cumple un papel fundamental en la fabricación del dinero dentro de la órbita del Estado
Nacional.  Esta entidad estatal de larga trayectoria histórica no
sólo se ha encargado de fabricar nuestra moneda por más de un
siglo, sino también se ha ocupado eficientemente aplicando las
tecnologías más sofisticadas de cada momento en materia de
seguridad en la elaboración de documentos personales como la
cédula de identidad de cada ciudadano o el registro de conducir
automóviles; las estampillas del Correo Argentino;  los billetes
de la Lotería Nacional; documentos y formularios de la Administración Pública; acuñación de medallas oficiales, entre tantas
importantes realizaciones.
 Estas importantísimas funciones de la Casa de Moneda de
la Nación resultan absolutamente necesarias para que el Estado
Nacional cumpla su misión de gobernar y administrar con recursos, medios e instrumentos elaborados con máximas condiciones
de seguridad.  Así también lo han visto y compartido países limítrofes como la República Oriental del Uruguay, la República
del Paraguay o la República de Bolivia cuando han encargado su
circulante monetario y otros valores a la Casa de Moneda    
Argentina.
 Analizamos también en este trabajo la misión primordial
del Banco Central de la República Argentina de preservar el valor de la moneda, como Ente Emisor Monetario del país.  La
Gerencia de Tesoro (Subgerencia General de Medios de Pago)
tiene un papel relevante en esta tarea: a través de la Subgerencia
de Laboratorio, estudia y controla la calidad y la  seguridad de
nuestra moneda; por medio de la Subgerencia de Emisión, emite
el dinero y controla estadísticamente su circulación; y con la intervención de las Subgerencias de Tesorería y de Tesoros RegioEl arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 23 nales, asegura la distribución racional y necesaria del dinero en
todo el territorio nacional.
Anverso y reverso de la moneda de 50 pesos argentinos, acuñada en calidad
“circulación” en 1985, conmemorativa de los 50 años de la fundación del
Banco Central de la República Argentina.
 Toda la estructura orgánica del Banco Central a través de
sus distintas áreas administrativas y técnicas se encuentra comprometida en el objetivo prioritario de preservar el valor del dinero, encomendado al Ente Emisor Monetario y a su vez Ente
Rector Financiero de nuestro país.  Como hemos visto en este
artículo, los recursos humanos y materiales de nuestro Banco
Central son los que permiten que el dinero argentino tenga valor,
sea seguro y resulte confiable para el beneficio de toda nuestra
sociedad.
- o 0 o -
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 24 Las piezas numismáticas analizadas e ilustradas en este trabajo se
mantienen en custodia del Museo Histórico y Numismático “Dr.
José Evaristo Uriburu (h)”, del Banco Central de la República
Argentina, y forman parte del patrimonio cultural de la Nación.
Notas:
(1) Nuestra Constitución Nacional fue sancionada en 1853 y reformada en varias oportunidades: 1860, 1866, 1898, 1949, 1957 y
1994.  En todas las ocasiones fue respetada la atribución del Congreso Nacional de ser el encargado de la moneda argentina.
(2) El Banco Central de la República Argentina fue creado en 1935,
absorbiendo las atribuciones de la Caja de Conversión y de la
Oficina del Crédito Público Nacional que venían ocupándose de
la emisión de la moneda y de la custodia de las reservas del cré-
dito del país desde el siglo XIX.
(3) La corona española fundó la Casa de Moneda de México en 1535
en el Virreinato de Nueva España y la Casa de Moneda de Lima
en 1565, en el Virreinato del Perú.
(4) La Villa Imperial de Potosí se había convertido en una pieza estratégica del orden económico sudamericano.  La prodigiosa producción de metales preciosos del cerro de Potosí fue rigurosamente defendida por los ejércitos coloniales españoles y obtenida
y conquistada en tres oportunidades por las tropas patrióticas argentinas, lo que permitió la acuñación de las primeras monedas
patrias.  Nuestro país perdió el control político del Alto Perú en
1815,  hasta que la República de Bolivia declaró su independencia luego de la batalla de Ayacucho en 1824.
(5) La Ley N° 1130 sancionada el 5 de noviembre de 1881, llamada
también “Ley de Unificación Monetaria”, dispuso la circulación
de monedas de 5 pesos acuñadas en oro y 1 peso acuñado en plata, con sus centavos de plata y cobre.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 25 (1) Bernardino Rivadavia nació en Buenos Aires en 1780, cursó estudios en Buenos Aires y en Córdoba para dedicarse luego a la administración de los negocios mercantiles heredados  de su padre.
Adhirió tempranamente a las ideas independencistas, formando
parte de los primeros gobiernos patrios.  En la década de 1820 tuvo protagonismo político como Ministro de Gobierno del General
Martín Rodríguez, gestionando la modernización de la provincia
de Buenos Aires, emprendiendo medidas progresistas  como la
creación de la Bolsa de Comercio, del Banco de Buenos Ayres y
la fundación de la Universidad porteña.  Fue elegido presidente de
las Provincias Unidas del Río de la Plata en 1826.  Con la finalización de la guerra con Brasil declinó su hegemonía política y emprendió su exilio.  Falleció en Cádiz, España, en 1845 y sus restos
fueron repatriados años después.
(2) José Rousseau fue un grabador y orfebre de origen francés que
desarrolló una importante actividad artística en Buenos Aires a
partir de 1818.  Formó parte del grupo docente que  se dedicó a
formar a los primeros artistas rioplatenses.  Tuvo a su cargo varios
trabajos de índole oficial, realizando grabados de medallas, monedas e impresos en diferentes épocas.  Fue autor de los grabados del
primer billete del Banco de Buenos Ayres en 1822 y también del
cuño de la moneda de cobre de 1840.  Intervino en la realización
de varios premios militares durante el gobierno del General Juan
Manuel de Rosas.
(3)  En 1948,  durante la presidencia del General Juan D. Perón, el gobierno argentino incorporó nueva tecnología en la Casa de Moneda de la Nación y también designó a varios prestigiosos artistas
italianos en el departamento de grabadores de dicho organismo,
quienes formaron una importante sucesión de técnicos grabadores
de alta calidad.
(4)  Desde 1994 el Banco Central Argentino ha emitido monedas en
calidad “proof” con carácter numismático (orientadas al coleccionismo o al ahorro e inversión y no a la circulación monetaria), empleando oro, plata y níquel.  Para cubrir este cometido fue necesario recurrir a Casas de Moneda extranjeras que tuvieran infraesEl arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 26 tructura de acuñación “proof”, como las de Reino Unido de Gran
Bretaña, España, Francia y México.  Hace un par de años, la Casa
de Moneda de la Nación incorporó a su infraestructura maquinaria
de acuñación proof importada de Inglaterra, lo que  permitió que
las últimas realizaciones de monedas argentinas en  esta calidad
especial fueran confeccionadas en nuestro país.
(10) Se utilizan tintas especialmente elaboradas para la impresión de
billetes, con una tonalidad cromática singular para cada caso y con
sustancias químicas que permiten resistencia y durabilidad, indelebles al medio acuoso y hasta en algunos casos, con fluorescencias
a la luz ultravioleta e infrarroja.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 27 Bibliografía:
Acuñación de monedas: Etapas en la obtención de cuños o
troqueles.  Elaborado por la Subgerencia de Laboratorio –
Gerencia del Tesoro.  Buenos Aires, Banco Central de la República Argentina, 2005.
BOTTERO, ROBERTO A.: Billetes de la República Argentina; Tratado y Catalogación: 1890-2000. Buenos Aires,
Banco Central de la República Argentina, 2001. 1ª. edición.
BURZIO, HUMBERTO F.:  Diccionario de la Moneda Hispanoamericana.   Santiago de Chile, Fondo Histórico y Bibliográfico José Toribio Medina, 1958.  III Tomos.
CUNIETTI – FERRANDO,  ARNALDO J.:  Monedas y
Medallas: Cuatro siglos de historia y arte.  Buenos Aires,
Manrique Zago Ediciones, s.d.
Curso sobre Billetes: preparado por la Subgerencia del Laboratorio – Gerencia del Tesoro.  Buenos Aires, Banco
Central de la República Argentina, 2005.
DE PAULA, ALBERTO y NOEMÍ M. GIRBAL –    
BLACHA:   Historia del Banco de la Provincia de Buenos
Aires: 1822 – 1997.  Buenos Aires, Ediciones Macchi, 1997.
II Tomos.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 28 NUSDEO, OSVALDO J. y  PEDRO D. CONNO:  Papel
Moneda Nacional Argentino y Bonaerense; Siglo XIX:
1813-1897. Buenos Aires, Editorial Héctor C. Janson, 1982
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 29  El Banco Central de la República Argentina se creó en
1935, durante la presidencia del General Agustín P. Justo, sobre
la base de la Caja de Conversión y el Crédito Público Nacional.
 El Banco Central tiene como facultad exclusiva la  emisión de la moneda otorgada por el Honorable Congreso de la
Nación. Además regula la actividad bancaria, es agente financiero del Estado y custodio de las reservas del país.
“Es misión primaria y fundamental del Banco Central
de la República Argentina preservar el valor de la moneda” (Art.3, de la ley 24.144)
¿Qué es el Banco Central de la
República Argentina?
Frente del edificio del Banco Central
en el billete de 500 m$n de 1944.


Ilustración de la portada: Máquina acuñadora de monedas y guillotina de billetes de la Casa de Moneda de la Nación.
Investigación realizada para la Muestra Numismática, llevada a
cabo con motivo de la realización de “La Noche de los Museos”,
efectuada por el Museo del Banco Central, en el marco del Plan de
Exposiciones dispuesto por la Subgerente General de Servicios
Centrales, Alejandra G. Naughton.
Supervisión de la edición:
Alicia B. Osorio
Investigación y redacción:
Natalia J. Dergam Dylon y Daniel A. Rey
Diseño Gráfico:
M. Yasmín Fernández Allende y Alejandra A. Bujanda
Impresión:
Talleres de Impresiones del B.C.R.A.
© Copyright 2006. Banco Central de la República Argentina. Reverso del billete de 100.000 pesos ley 18.188, emitido en 1979,
Con el edificio de la Casa de Moneda  de la Nación.
Nuestro agradecimiento  
al Museo de la Casa de Moneda de la Nación
y
a la Subgerencia de Laboratorio
(Gerencia de Tesoro –
Subgerencia General de Medios de Pago)
Banco Central de la República Argentina
por
el asesoramiento y la información
brindados para este estudio
Anverso y reverso de la moneda acuñada en plata en el año 2005,
conmemorativa de los 70 años de la fundación del
Banco Central de la República Argentina. El arte de hacer dinero:
cómo se hacen las monedas
y los billetes en Argentina
I.– Introducción:
Si algún lector desprevenido leyó apresuradamente el título
de este artículo e interpretó que podía hallar en él una fórmula de
enriquecimiento o incremento apresurado de su fortuna, lamentamos decepcionarlo.  Sin embargo, lo alentamos a que continúe con
la lectura de este trabajo de investigación que tiene como propósito
difundir los procesos de fabricación de las monedas y de los billetes en Argentina.
La tarea de confeccionar las piezas monetarias que  conforman nuestro circulante recae en las facultades que tiene el Banco
Central de la República Argentina.  El Ente Emisor de la moneda
no sólo establece las medidas de calidad y seguridad para la circulación del dinero, sino que también se encuentra empeñado en conservar su valor como una misión primordial.
 Cotidianamente pasan por las manos de millones de argentinos monedas y billetes que fueron realizados bajo estrictos controles de fabricación y circulación, que hacen que el dinero sea seguro y aceptado con confianza por toda la población.  Esta compleja
misión del Banco Central tiene detrás una estructura de recursos
humanos y materiales para llevarla a cabo, que se desconoce habitualmente.
Página 1 El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
 Desde que el hombre utilizó el dinero para agilizar el intercambio de bienes en una sociedad, existió también la ambición
humana de burlar ese circuito a través del fraude y la falsificación
de moneda que traen aparejados la desvalorización y la desconfianza en el circulante monetario. Los distintos emisores de monedas a lo largo de la historia han tomado medidas para perseguir y
penalizar a los infractores de la circulación monetaria, que podía
consistir en la pena de muerte durante la dominación de las monarquías absolutas o bien la instauración de medidas de seguridad basadas en una tecnología sofisticada que desalentara a los posibles
delincuentes.
 Analizaremos en este estudio el origen normativo de la potestad estatal de emitir el dinero en nuestro país, dónde y cómo se
confeccionaron las primeras monedas y billetes del Río de la Plata,
desde la época colonial, pasando por las primeras décadas de    
Argentina independiente hasta la conformación de un Estado Nacional moderno.
También estudiaremos cuáles son las nuevas tecnologías que
se utilizan actualmente para la fabricación de las monedas y billetes en la Casa de Moneda de la Nación, para cubrir las necesidades
que requiere nuestro Banco Central, en el cumplimiento de sus
funciones como Ente Emisor Monetario.
II.– El Banco Central como Ente Emisor del dinero en Argentina
 
 La Constitución Nacional dispone en su artículo 75 cuáles
son las atribuciones del Poder Legislativo en Argentina (1) y entre
Página 2 todas ellas se encuentra la de “Establecer y reglamentar un banco federal con facultad de emitir moneda, así como otros bancos
nacionales”.  También es potestad del Congreso Nacional
“Hacer sellar moneda, fijar su valor y el de las extranjeras; y
adoptar un sistema uniforme de pesos y medidas para toda la
Nación”.
Reverso del billete de 1 peso convertible de 1992,
con el Palacio del Congreso Nacional.
 Estas importantes misiones parlamentarias imprescindibles
para el ordenamiento de una sociedad, son reglamentadas a través de una Ley Nacional que fija la naturaleza, los objetivos y
las funciones del Ente Emisor de moneda.  La Ley N° 24.144
(modificada por la Ley N° 25.780) establece la Carta Orgánica
del Banco Central de la República Argentina (2), que dispone:
“ARTICULO 3:  Es misión primaria y fundamental del BANCO
CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA preservar el valor
de la moneda.
Las atribuciones del Banco para estos efectos, serán la regulación de la cantidad de dinero y de crédito en la economía y el
dictado de normas en materia monetaria, financiera y cambiaria, conforme a la legislación vigente”.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 3  También son funciones del Banco Central actuar como
agente financiero del Estado Nacional, concentrar y administrar
las reservas de oro, divisas y otros activos externos de nuestro
país.  Asimismo, puede emitir títulos o bonos y certificados de
participación que posea; vigila como Ente Rector el buen funcionamiento del mercado financiero y aplica la Ley de  Entidades
Financieras; propende al desarrollo y fortalecimiento del mercado
de capitales y ejecuta la política cambiaria.  Con el objeto de regular la política monetaria y cambiaria, puede comprar y vender
títulos públicos, divisas y otros activos financieros.
El Banco Central concentra y administra las reservas de oro,
divisas y otros activos externos del Estado Nacional.
(Fotografía de una bóveda del Tesoro, con lingotes de oro).
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 4  Como hemos visto hasta aquí, el Banco Central emite el
dinero, lo hace circular, cuida su valor y custodia las reservas
del país.  Pero ¿qué es el dinero? y ¿para qué sirve?  El dinero es
una unidad de cuenta para medir el valor de los distintos bienes
y mercancías que circulan en una sociedad, a través de la delimitación de los precios.  Si no existiera la moneda como unidad de
compra y venta deberíamos depender de la complejidad del trueque de las cosas.  Podríamos decir que el circuito del dinero es
similar o análogo al aparato circulatorio de un organismo: la
moneda sería la sangre que circula para transportar los nutrientes
y desechos del cuerpo, y su función es agilizar el intercambio de
bienes; el territorio y población del país serían el cuerpo u organismo por donde circula la sangre o la moneda, y el Banco    
Central sería el corazón que bombea y permite la circulación del
líquido linfático o el dinero.
 Además de ser una unidad de cuenta para las transacciones
de bienes, el dinero también sirve como medio de pago para
cancelar deudas o contratos económicos, siendo aceptado por
todos los integrantes de la sociedad, y el dinero es un instrumento de reserva de valor para satisfacer necesidades  futuras por
medio del ahorro y la inversión.
 Para cumplir con estas funciones, el dinero debe conservar
su valor y para ello debe gozar de la confianza de la población
que lo utiliza como circulante monetario.  El Banco Central tiene la misión de cuidar el valor de la moneda y hacerla confiable
para su circulación, estableciendo las medidas de seguridad necesarias para regular su cantidad y calidad.  
 Veremos más adelante en este trabajo, cómo para confeccionar las monedas y los billetes hay todo un proceso de estudio
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 5 y control previo para emitir y circular el dinero en nuestro país.
Pero antes hagamos un poco de historia y analicemos cuáles fueron las características del circulante monetario y cómo se fabricaba el dinero anteriormente en Argentina.
         
III.– Cómo se hacía la moneda antaño
  El descubrimiento, conquista y colonización del territorio
americano por parte de los europeos trajo como consecuencia la
implantación del sistema monetario que paulatinamente se impuso al trueque de bienes que realizaban los diferentes pueblos aborígenes, antes del siglo XVI.
  La corona española instaló muy tempranamente Casas de
Monedas o Cecas en las principales áreas de poblamiento, comenzando por México y Perú (3).  En 1573 se fundó la Casa de  
Moneda de Potosí, ciudad ubicada actualmente en la  República
de Bolivia, en la ladera del cerro que durante varios siglos produjo toneladas de metal precioso con las que se realizaron las primeras monedas que circularon en el Río de la Plata.
  Las primeras acuñaciones hispanoamericanas fueron confeccionadas de una manera rudimentaria, con técnicas metalúrgicas muy antiguas que demandaban un acabado manual y daban
como resultado piezas morfológicamente imperfectas.  La terminación de estas monedas denominadas “macuquinas” se realizaba
a martillazos y las percusiones dejaban una silueta entrecortada
que en la mayoría de los casos estaba muy lejos de un perímetro
circular perfecto.  Con el tiempo el borde irregular de las macuquinas fue peligroso para el valor de las monedas: se podían depreciar las piezas recortando el metal y disminuyendo su peso.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 6 Grabado antiguo que representa a un acuñador de monedas.
Monedas de plata “macuquinas”, acuñadas en el Potosí colonial.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 7  Desde el comienzo las leyes españolas eran muy rigurosas
en cuanto a la elaboración de las monedas, tomando  en cuenta
que en esa época estamos hablando de un circulante confeccionado con metales preciosos que tenían valor en sí mismo.  Las reales cédulas disponían que en cada moneda acuñada en una ceca
de la metrópolis ibérica o de una colonia hispanoamericana estuviera identificado el funcionario real que había controlado la acu-
ñación, mediante el grabado de la letra inicial del nombre del ensayador, acompañado del monograma que identificaba  a la casa
de moneda donde se había labrado la pieza monetaria.
  A mediados del siglo XVIII, la tecnología para fabricar monedas permitió el reemplazo de la macuquina irregular por una
pieza redonda más perfecta, que tenía en el canto un grabado que
servía como medida de seguridad adicional, también llamada moneda de cordoncillo, imposibilitando la devaluación de la moneda
y  evitando su cercenamiento perimetral.  Las nuevas máquinas
acuñadoras incorporadas a la ceca potosina permitieron la inclusión de novedosos diseños iconográficos de mejor definición que
incluían el perfil del monarca español en las monedas.
Moneda de oro con el perfil del rey español,
    acuñada en el Virreinato del Río de la Plata.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 8  Las modificaciones morfológicas de las monedas hispanoamericanas fueron tan eficaces para preservar su valor que durante
el siglo XVIII fueron piezas muy utilizadas para el comercio internacional.  Prueba de ello, son las contramarcas chinas que pueden verse grabadas en el circulante monetario español, que con
diversos ideogramas identificaban los nombres de comerciantes
del Lejano Oriente que habían usado ese metal precioso en sus
transacciones.
  Con el inicio del siglo XIX, el panorama político de Occidente cambió como consecuencia de las guerras napoleónicas que
produjo el paulatino decaimiento de la monarquía española, por la
pérdida de sus colonias americanas independizadas,  y por la
hegemonía en los mares y en el comercio internacional que controlaba el Reino Unido de Gran Bretaña.
  La Revolución de Mayo de 1810 comenzó el proceso emancipador del Río de la Plata y la propagación de las ideas y medidas libertarias trajeron aparejadas la acuñación de las primeras
monedas patrias, realizadas en 1813 en la ceca altoperuano (4).
La pérdida de la Casa de Moneda de Potosí en 1815 obligó a la
apertura de nuevos establecimientos emisores monetarios en el
país que ya no poseía la centralización política del Virreinato,
encontrándose fraccionado el poder bajo el imperio de las autonomías provinciales.
 Durante la primera mitad del siglo XIX, existieron tres casas de moneda que tuvieron protagonismo regional de manera
diferente: en el noroeste del país, la provincia de La Rioja fue la
única que continuó acuñando moneda de oro y de plata; en el centro, la provincia de Córdoba  labró  monedas de plata,  y  en  el
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 9 litoral ribereño,  la provincia de Buenos Aires innovó la circulación de monedas de cobre, emitidas por el flamante banco porte-
ño.
Moneda de 8 reales de plata, con la representación del
cerro de Famatina de donde se extraía el oro y la plata
    para afrontar las acuñaciones de la provincia de La Rioja. (1840).
 Debemos esperar varias décadas para volver a tener una
acuñación metálica uniforme en todo el territorio argentino, similar al orden monetario colonial.  La Casa de Moneda de la Nación, fundada en 1880 en la ciudad de Buenos Aires, fue la encargada de importar una tecnología moderna de acuñación de origen
francés que permitió un año después de su instalación las primeras labraciones en oro, plata y cobre en la línea monetaria “Pesos
Moneda Nacional”, que había unificado el circulante monetario
argentino (5).  Desde entonces la Casa de Moneda Nacional se
ocupó de la fabricación de la moneda metálica argentina.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 10 Máquina acuñadora de origen francés con las que fueron
confeccionadas las primeras monedas de oro, plata y cobre en 1881,
en la Casa de Moneda de la Nación.
IV.- Cómo se hicieron los primeros billetes argentinos
 El imperialismo británico decimonónico patrocinó la emancipación de los países hispanoamericanos, que abandonaron rápidamente el monopolio comercial español y remplazaron el circulante colonial por nuevas amonedaciones.  La influencia británica
se hizo notar también con empréstitos a los nuevos gobiernos áviEl arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 11 dos de recursos para continuar la contienda emancipadora y con
inversiones de capital en empresas funcionales a los intereses
mercantilistas europeos.
  El capital predominante inglés dio origen a las primeras
entidades bancarias en Latinoamérica como la fundación del
Banco de Buenos Ayres emprendida en 1822, en el contexto
modernizante y europeizante llevado a cabo por Bernardino Rivadavia (6).  
  Mientras que el interior del país conservó el circulante
monetario de oro y plata como el emitido por la provincia de La
Rioja, o las acuñaciones argentíferas de la provincia de Córdoba,
la provincia de Buenos Aires puso en circulación los primeros
papeles moneda o billetes y piezas fraccionarias de cobre, emitidos por el banco porteño, reemplazando el metal precioso por el
dinero fiduciario.
  Para hacer más seguras las operaciones que involucraban
el pago de monedas de metales preciosos, se empleó  un documento confeccionado en papel, debidamente registrado por su
valor, numeración y firmas de los responsables del  establecimiento bancario que avalaron los billetes o papel moneda.  A
estos billetes se los llamó dinero fiduciario porque no tienen un
valor intrínseco como el dinero acuñado en metal precioso que
tenía un valor en sí mismo.
 En 1822 el Banco de Buenos Ayres habilitó los primeros
billetes argentinos, confeccionados por el grabador francés José
Rousseau (7) que utilizó el reverso de una plancha de cobre que
servía para imprimir estampas religiosas dedicadas a la Virgen
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 12 del Rosario, para elaborar el austero diseño de nuestro primer papel moneda.
Billete de 1 peso emitido por el Banco de Buenos Ayres en 1827,
con los retratos de Simón Bolívar y George Washington
confeccionado en los Estados Unidos de Norteamérica.
  A lo largo del siglo XIX las emisiones de billetes impuestas
por el decano banco bonaerense fueron emuladas por las distintas
entidades bancarias que afloraron en el interior del país, bajo el
amparo de un crecimiento económico que demandaba una cantidad cada más creciente de circulante monetario.  
  En la segunda mitad del siglo XIX, abundaba el papel moneda que con diseños iconográficos que aludían a una economía
nacional basada en las riquezas de la ganadería y la agricultura,
permitió la expansión de un modelo agroexportador que posibilitó
el crecimiento de nuestro país.  Las ilustraciones de los billetes se
basaban en grabados realizados por las casas de monedas inglesas
y norteamericanas, que proveían a los bancos argentinos públicos
y privados del circulante en papel.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 13 Billete emitido por el Banco de la Provincia de Buenos Aires en 1867, con
motivos gauchescos, cuya imagen definía la identidad argentina.
  Se emplearon diferentes técnicas de impresión de  billetes
por esta época.  A veces la demanda de circulante local apresuraba los tiempos de fabricación y se recurría a la litografía, es decir,
las técnicas de grabado sobre piedra que generalmente se utilizaba para billetes de diseños provisorios o los de menor denominación, hasta que pudieran ser reemplazados por un papel moneda
más seguro y confiable, que dependía de los grabados en acero
realizados en el extranjero con ilustraciones más acabadas difíciles de falsificar.
  A comienzos del siglo XX, la Casa de Moneda Nacional
inició las impresiones de billetes emitidos por la Caja de Conversión, aunque la provisión de papel especial y las planchas de metal grabadas con las ilustraciones alegóricas o de retratos de pró-
ceres argentinos, continuaban elaborándose en Europa.
  Debemos esperar hasta 1951, para individualizar el primer
billete íntegramente realizado en el país, gracias  a la incorporación de técnicos italianos a la Casa de Moneda argentina que fueron los que formaron una escuela de grabadores que permitieron
confeccionar los diseños del papel moneda sin depender del auxilio extranjero (8).  
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 14 Billete de 1 peso emitido por el Banco Central en 1951,
con la alegoría de la Justicia Social,
íntegramente confeccionado en nuestro país.
  Veremos seguidamente cómo continúa la Casa de Moneda
Nacional fabricando el dinero que dispone emitir el Banco    
Central de la República Argentina, en la actualidad.
 
V.– Cómo se hacen las monedas en nuestro país
  Para la realización de la acuñación de monedas es necesario contar previamente con un insumo básico denominado cospel, que es el disco metálico liso sobre el cual se grabarán los
diseños y leyendas que conformarán la impronta del anverso y
reverso de una moneda.
 La fabricación de cospeles requiere a su vez de un metal
adecuado como cobre, níquel, aluminio, estaño, zinc y las aleaciones derivadas como el cuproníquel, el bronce y otras combinaciones metalúrgicas.  Además de estos metales que se utilizan
para la realización de monedas de circulación común, se con-
tinúan utilizando metales preciosos como el oro y la plata para
acuñaciones especiales destinadas a un circuito más acotado a la
colección numismática o simplemente a la inversión y al ahorro.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 15   Una vez extraído el metal de la mina y llevado a una fundición metalúrgica, comienza la fusión del mineral para obtener las
aleaciones y el grado de pureza necesario en hornos de altísima
temperatura. Se continúa con un proceso de laminación de donde
se recortarán los discos metálicos que deberán acondicionarse con
pulidos especiales para tener como resultado un cospel de calidad.
  El Banco Central cuenta con la Subgerencia del Laboratorio
(Gerencia de Tesoro) quien elegirá la calidad del cospel en el
mercado internacional, para encargar a la Casa de Moneda Nacional la confección de las monedas que circularán en  Argentina.
Previamente, se deberán confeccionar los punzones y matrices en
acero que permitirán la fabricación de cuños o troqueles utilizados para la impresión de los grabados que se realizará sobre los
cospeles.
La confección de los punzones es terminada a mano por los técnicos
grabadores, para que los cuños puedan tener una imagen bien definida.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 16  El proceso de acuñación continúa colocando los cuños en
una prensa que efectúa al mismo tiempo el acordonado del borde
o canto del cospel y la secuencia de troquelado de  ambas caras
para recibir los grabados y las leyendas en la pieza metálica, dando como resultado la moneda con su impronta de anverso y reverso.  Finalmente, se realiza un control de calidad para detectar posibles anomalías que deberán ser eliminadas y delimitar las piezas
que se emitirán en la circulación monetaria.
Proceso de acuñación de monedas.
 El Banco Central es el único organismo facultado para emitir monedas en Argentina, conforme al artículo 30 de su Carta
Orgánica (Ley n° 24.144 y modificatorias) y controla su circulación.  Para cumplir esta función utiliza la producción de monedas
de calidad “circulación”, pero el Ente Emisor también está facultado para acuñar monedas con carácter numismático o conmemorativo (artículo 31 de su Carta Orgánica), para lo  que suele emplear una calidad de acuñación diferente denominada “proof” (9).
 La calidad proof consiste en el empleo generalmente de metales preciosos como oro y plata o bien níquel, que reciben un
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 17 pulido especial sobre los cospeles produciendo un efecto de brillo
espejo.  Esta técnica permite una precisión mayor en la definición
de los detalles del motivo iconográfico que ilustra la moneda, a
través de un meticuloso procedimiento manual de la prensa acu-
ñadora, que presiona de uno a uno cada cospel con varios golpes
para alcanzar la altura exacta del relieve y una terminación sin
defectos perceptibles por la vista.
Anverso y reverso acuñada en plata con calidad “proof”,
dedicada al motivo argentino de “La Doma”,
incluida dentro de la IV Serie Iberoamericana
  Con el objeto de preservar las monedas acuñadas bajo la
técnica proof se procede finalmente al encapsulado de las piezas
en un recipiente de acrílico transparente, a fin que el manipuleo y
el contacto con el aire no altere el cuidadoso y fino acabado del
metal, transformándolas de esta manera en verdaderas joyas de
arte.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 18 VI.– Cómo se hacen los billetes en Argentina
  Para la fabricación de los billetes también interviene la Subgerencia de Laboratorio (Gerencia de Tesoro) del Banco Central,
a fin de elegir previamente un papel de calidad y resistencia al
uso de la circulación, al que deberá imprimírsele los diseños ilustrativos con sofisticadas técnicas de impresión y tintas especiales
(10) que conformarán las medidas de seguridad para  evitar las
falsificaciones y hacer el dinero confiable.
  El papel utilizado para hacer los billetes argentinos es confeccionado a base de algodón, mezclado con una proporción de
lino y encolantes sintéticos, que le otorga características de opacidad, resistencia y retención necesarias para que la hoja sea uno de
los materiales más resistentes de la industria papelera.  
  El pliego de papel es fabricado con elementos que se le adicionan para que cuando se conviertan en billetes figuren como
medidas de seguridad.  Estos son: las fibrillas invisibles detectables bajo luz ultravioleta; la marca de agua localizada, moldeada,
multitonal y tridimensional, perceptible a trasluz, y el hilo de poliéster metalizado, con micro impresiones y fluorescente a la luz
ultravioleta, utilizado en los billetes de mayor valor.
  Una vez seleccionado el papel de calidad para billetes, la
Casa de Moneda recibe del Banco Central los diseños iconográficos a fin de confeccionar las matrices de los grabados en acero a
buril, para luego realizar las planchas metálicas que intervienen
en los distintos tipos de impresión.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 19 Los maestros grabadores realizan las ilustraciones de los billetes
con un buril sobre planchas de acero.
 
 Existen tres etapas para la impresión de los billetes que
tienen cada una de ellas una técnica distinta de estampado:
Primera fase: offset seco.  Consiste en una impresión plana, opaca y de colores poco intensos, que suelen utilizarse en el diseño
de los fondos de seguridad, mayormente son figuras geométricas
llamadas también “guilloches” que tienen un efecto antifotográ-
fico.  Esta impresión se realiza simultáneamente en el anverso y
en el reverso del billete, permitiendo un registro coincidente detectable con una visión a trasluz.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 20 Segunda fase:  calcografía. Este tipo de estampado tiene relieve
sensible al tacto, brillo y colores intensos, y se  utiliza para las
ilustraciones y leyendas principales del billete.  La calidad de definición de las imágenes permite la realización de diseños de alto
valor artístico.
Tercera fase:  tipografía.   Una vez completada la impresión de
fondos, ilustraciones y leyendas, se finaliza el proceso con el estampado de la numeración y letra de serie que identificará a cada
billete, utilizándose una tinta especial con fluorescencia a la luz
ultravioleta.
Los pliegos de los billetes aprobados son guillotinados para ser embalados y
distribuidos por el Banco Central.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 21  La hoja o pliego de papel conteniendo la impresión de los
billetes pasa luego a un control de calidad para descartar los posibles defectos y los pliegos aprobados son enviados a la máquina
guillotinadora para separarlos por billetes, que posteriormente
serán clasificados y embalados para su emisión y puesta en circulación desde el Tesoro del Banco Central.
VII.– Conclusiones
 Comenzamos este trabajo analizando el origen normativo
que enmarcan las facultades del Banco Central de la República
Argentina como Ente Emisor monetario del país.  Vimos también
las funciones del dinero en una sociedad organizada monetariamente y la necesidad de hacer que ese dinero sea confeccionado
con las suficientes medidas de seguridad en su fabricación y circulación para que sea confiable en el uso que le da la población.
 Estudiamos además la evolución histórica de los distintos
centros emisores de la moneda desde la época colonial hispanoamericana, detallando los cambios producidos con la gesta emancipadora y las actualizaciones tecnológicas operadas en la fabricación de dinero argentino durante la etapa de consolidación y
modernización del Estado Nacional de finales del siglo XIX.
 Hemos observado cómo se creó la Casa de Moneda de la
Nación en 1880 y cómo fueron incorporándose a la misma tecnologías sofisticadas y profesionales idóneos para la elaboración del
dinero, hasta llegar a nuestros días en donde detallamos  los distintos procesos que se llevan a cabo para la fabricación de las monedas y de los billetes en la Argentina.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 22  La Casa de Moneda de la Nación cumple un papel fundamental en la fabricación del dinero dentro de la órbita del Estado
Nacional.  Esta entidad estatal de larga trayectoria histórica no
sólo se ha encargado de fabricar nuestra moneda por más de un
siglo, sino también se ha ocupado eficientemente aplicando las
tecnologías más sofisticadas de cada momento en materia de
seguridad en la elaboración de documentos personales como la
cédula de identidad de cada ciudadano o el registro de conducir
automóviles; las estampillas del Correo Argentino;  los billetes
de la Lotería Nacional; documentos y formularios de la Administración Pública; acuñación de medallas oficiales, entre tantas
importantes realizaciones.
 Estas importantísimas funciones de la Casa de Moneda de
la Nación resultan absolutamente necesarias para que el Estado
Nacional cumpla su misión de gobernar y administrar con recursos, medios e instrumentos elaborados con máximas condiciones
de seguridad.  Así también lo han visto y compartido países limítrofes como la República Oriental del Uruguay, la República
del Paraguay o la República de Bolivia cuando han encargado su
circulante monetario y otros valores a la Casa de Moneda      
Argentina.
 Analizamos también en este trabajo la misión primordial
del Banco Central de la República Argentina de preservar el valor de la moneda, como Ente Emisor Monetario del país.  La
Gerencia de Tesoro (Subgerencia General de Medios de Pago)
tiene un papel relevante en esta tarea: a través de la Subgerencia
de Laboratorio, estudia y controla la calidad y la  seguridad de
nuestra moneda; por medio de la Subgerencia de Emisión, emite
el dinero y controla estadísticamente su circulación; y con la intervención de las Subgerencias de Tesorería y de Tesoros RegioEl arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 23 nales, asegura la distribución racional y necesaria del dinero en
todo el territorio nacional.
Anverso y reverso de la moneda de 50 pesos argentinos, acuñada en calidad
“circulación” en 1985, conmemorativa de los 50 años de la fundación del
Banco Central de la República Argentina.
 Toda la estructura orgánica del Banco Central a través de
sus distintas áreas administrativas y técnicas se encuentra comprometida en el objetivo prioritario de preservar el valor del dinero, encomendado al Ente Emisor Monetario y a su vez Ente
Rector Financiero de nuestro país.  Como hemos visto en este
artículo, los recursos humanos y materiales de nuestro Banco
Central son los que permiten que el dinero argentino tenga valor,
sea seguro y resulte confiable para el beneficio de toda nuestra
sociedad.
- o 0 o -
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 24 Las piezas numismáticas analizadas e ilustradas en este trabajo se
mantienen en custodia del Museo Histórico y Numismático “Dr.
José Evaristo Uriburu (h)”, del Banco Central de la República
Argentina, y forman parte del patrimonio cultural de la Nación.
Notas:
(1) Nuestra Constitución Nacional fue sancionada en 1853 y reformada en varias oportunidades: 1860, 1866, 1898, 1949, 1957 y
1994.  En todas las ocasiones fue respetada la atribución del Congreso Nacional de ser el encargado de la moneda argentina.
(2) El Banco Central de la República Argentina fue creado en 1935,
absorbiendo las atribuciones de la Caja de Conversión y de la
Oficina del Crédito Público Nacional que venían ocupándose de
la emisión de la moneda y de la custodia de las reservas del cré-
dito del país desde el siglo XIX.
(3) La corona española fundó la Casa de Moneda de México en 1535
en el Virreinato de Nueva España y la Casa de Moneda de Lima
en 1565, en el Virreinato del Perú.
(4) La Villa Imperial de Potosí se había convertido en una pieza estratégica del orden económico sudamericano.  La prodigiosa producción de metales preciosos del cerro de Potosí fue rigurosamente defendida por los ejércitos coloniales españoles y obtenida
y conquistada en tres oportunidades por las tropas patrióticas argentinas, lo que permitió la acuñación de las primeras monedas
patrias.  Nuestro país perdió el control político del Alto Perú en
1815,  hasta que la República de Bolivia declaró su independencia luego de la batalla de Ayacucho en 1824.
(5) La Ley N° 1130 sancionada el 5 de noviembre de 1881, llamada
también “Ley de Unificación Monetaria”, dispuso la circulación
de monedas de 5 pesos acuñadas en oro y 1 peso acuñado en plata, con sus centavos de plata y cobre.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 25 (1) Bernardino Rivadavia nació en Buenos Aires en 1780, cursó estudios en Buenos Aires y en Córdoba para dedicarse luego a la administración de los negocios mercantiles heredados  de su padre.
Adhirió tempranamente a las ideas independencistas, formando
parte de los primeros gobiernos patrios.  En la década de 1820 tuvo protagonismo político como Ministro de Gobierno del General
Martín Rodríguez, gestionando la modernización de la provincia
de Buenos Aires, emprendiendo medidas progresistas  como la
creación de la Bolsa de Comercio, del Banco de Buenos Ayres y
la fundación de la Universidad porteña.  Fue elegido presidente de
las Provincias Unidas del Río de la Plata en 1826.  Con la finalización de la guerra con Brasil declinó su hegemonía política y emprendió su exilio.  Falleció en Cádiz, España, en 1845 y sus restos
fueron repatriados años después.
(2) José Rousseau fue un grabador y orfebre de origen francés que
desarrolló una importante actividad artística en Buenos Aires a
partir de 1818.  Formó parte del grupo docente que  se dedicó a
formar a los primeros artistas rioplatenses.  Tuvo a su cargo varios
trabajos de índole oficial, realizando grabados de medallas, monedas e impresos en diferentes épocas.  Fue autor de los grabados del
primer billete del Banco de Buenos Ayres en 1822 y también del
cuño de la moneda de cobre de 1840.  Intervino en la realización
de varios premios militares durante el gobierno del General Juan
Manuel de Rosas.
(3)  En 1948,  durante la presidencia del General Juan D. Perón, el gobierno argentino incorporó nueva tecnología en la Casa de Moneda de la Nación y también designó a varios prestigiosos artistas
italianos en el departamento de grabadores de dicho organismo,
quienes formaron una importante sucesión de técnicos grabadores
de alta calidad.
(4)  Desde 1994 el Banco Central Argentino ha emitido monedas en
calidad “proof” con carácter numismático (orientadas al coleccionismo o al ahorro e inversión y no a la circulación monetaria), empleando oro, plata y níquel.  Para cubrir este cometido fue necesario recurrir a Casas de Moneda extranjeras que tuvieran infraesEl arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 26 tructura de acuñación “proof”, como las de Reino Unido de Gran
Bretaña, España, Francia y México.  Hace un par de años, la Casa
de Moneda de la Nación incorporó a su infraestructura maquinaria
de acuñación proof importada de Inglaterra, lo que  permitió que
las últimas realizaciones de monedas argentinas en  esta calidad
especial fueran confeccionadas en nuestro país.
(10) Se utilizan tintas especialmente elaboradas para la impresión de
billetes, con una tonalidad cromática singular para cada caso y con
sustancias químicas que permiten resistencia y durabilidad, indelebles al medio acuoso y hasta en algunos casos, con fluorescencias
a la luz ultravioleta e infrarroja.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 27 Bibliografía:
Acuñación de monedas: Etapas en la obtención de cuños o
troqueles.  Elaborado por la Subgerencia de Laboratorio –
Gerencia del Tesoro.  Buenos Aires, Banco Central de la República Argentina, 2005.
BOTTERO, ROBERTO A.: Billetes de la República Argentina; Tratado y Catalogación: 1890-2000. Buenos Aires,
Banco Central de la República Argentina, 2001. 1ª. edición.
BURZIO, HUMBERTO F.:  Diccionario de la Moneda Hispanoamericana.   Santiago de Chile, Fondo Histórico y Bibliográfico José Toribio Medina, 1958.  III Tomos.
CUNIETTI – FERRANDO,  ARNALDO J.:  Monedas y
Medallas: Cuatro siglos de historia y arte.  Buenos Aires,
Manrique Zago Ediciones, s.d.
Curso sobre Billetes: preparado por la Subgerencia del Laboratorio – Gerencia del Tesoro.  Buenos Aires, Banco
Central de la República Argentina, 2005.
DE PAULA, ALBERTO y NOEMÍ M. GIRBAL –      
BLACHA:   Historia del Banco de la Provincia de Buenos
Aires: 1822 – 1997.  Buenos Aires, Ediciones Macchi, 1997.
II Tomos.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 28 NUSDEO, OSVALDO J. y  PEDRO D. CONNO:  Papel
Moneda Nacional Argentino y Bonaerense; Siglo XIX:
1813-1897. Buenos Aires, Editorial Héctor C. Janson, 1982
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 29  El Banco Central de la República Argentina se creó en
1935, durante la presidencia del General Agustín P. Justo, sobre
la base de la Caja de Conversión y el Crédito Público Nacional.
 El Banco Central tiene como facultad exclusiva la  emisión de la moneda otorgada por el Honorable Congreso de la
Nación. Además regula la actividad bancaria, es agente financiero del Estado y custodio de las reservas del país.
“Es misión primaria y fundamental del Banco Central
de la República Argentina preservar el valor de la moneda” (Art.3, de la ley 24.144)
¿Qué es el Banco Central de la
República Argentina?
Frente del edificio del Banco Central
en el billete de 500 m$n de 1944. Presidente
Martín Redrado
Vicepresidente
Miguel Angel Pesce
Superintendente de Entidades Financieras y Cambiarias
Waldo José María Farías
Vice-Superintendente de Entidades Financieras y Cambiarias
Zenón Alberto Biagosch
Directores
Arnaldo Máximo Bocco
Eduardo Cafaro
Félix Alberto Camarasa
Luis María Corsiglia
Jorge Alberto Levy
Arturo O´Connell
Síndico Titular
Hugo Raúl Medina
Síndico Adjunto
Luis Eduardo Lamberti
Gerente General
Carlos Antonio Pérez


Ilustración de la portada: Máquina acuñadora de monedas y guillotina de billetes de la Casa de Moneda de la Nación.
Investigación realizada para la Muestra Numismática, llevada a
cabo con motivo de la realización de “La Noche de los Museos”,
efectuada por el Museo del Banco Central, en el marco del Plan de
Exposiciones dispuesto por la Subgerente General de Servicios
Centrales, Alejandra G. Naughton.
Supervisión de la edición:
Alicia B. Osorio
Investigación y redacción:
Natalia J. Dergam Dylon y Daniel A. Rey
Diseño Gráfico:
M. Yasmín Fernández Allende y Alejandra A. Bujanda
Impresión:
Talleres de Impresiones del B.C.R.A.
© Copyright 2006. Banco Central de la República Argentina. Reverso del billete de 100.000 pesos ley 18.188, emitido en 1979,
Con el edificio de la Casa de Moneda  de la Nación.
Nuestro agradecimiento  
al Museo de la Casa de Moneda de la Nación
y
a la Subgerencia de Laboratorio
(Gerencia de Tesoro –
Subgerencia General de Medios de Pago)
Banco Central de la República Argentina
por
el asesoramiento y la información
brindados para este estudio
Anverso y reverso de la moneda acuñada en plata en el año 2005,
conmemorativa de los 70 años de la fundación del
Banco Central de la República Argentina. El arte de hacer dinero:
cómo se hacen las monedas
y los billetes en Argentina
I.– Introducción:
Si algún lector desprevenido leyó apresuradamente el título
de este artículo e interpretó que podía hallar en él una fórmula de
enriquecimiento o incremento apresurado de su fortuna, lamentamos decepcionarlo.  Sin embargo, lo alentamos a que continúe con
la lectura de este trabajo de investigación que tiene como propósito
difundir los procesos de fabricación de las monedas y de los billetes en Argentina.
La tarea de confeccionar las piezas monetarias que  conforman nuestro circulante recae en las facultades que tiene el Banco
Central de la República Argentina.  El Ente Emisor de la moneda
no sólo establece las medidas de calidad y seguridad para la circulación del dinero, sino que también se encuentra empeñado en conservar su valor como una misión primordial.
 Cotidianamente pasan por las manos de millones de argentinos monedas y billetes que fueron realizados bajo estrictos controles de fabricación y circulación, que hacen que el dinero sea seguro y aceptado con confianza por toda la población.  Esta compleja
misión del Banco Central tiene detrás una estructura de recursos
humanos y materiales para llevarla a cabo, que se desconoce habitualmente.
Página 1 El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
 Desde que el hombre utilizó el dinero para agilizar el intercambio de bienes en una sociedad, existió también la ambición
humana de burlar ese circuito a través del fraude y la falsificación
de moneda que traen aparejados la desvalorización y la desconfianza en el circulante monetario. Los distintos emisores de monedas a lo largo de la historia han tomado medidas para perseguir y
penalizar a los infractores de la circulación monetaria, que podía
consistir en la pena de muerte durante la dominación de las monarquías absolutas o bien la instauración de medidas de seguridad basadas en una tecnología sofisticada que desalentara a los posibles
delincuentes.
 Analizaremos en este estudio el origen normativo de la potestad estatal de emitir el dinero en nuestro país, dónde y cómo se
confeccionaron las primeras monedas y billetes del Río de la Plata,
desde la época colonial, pasando por las primeras décadas de    
Argentina independiente hasta la conformación de un Estado Nacional moderno.
También estudiaremos cuáles son las nuevas tecnologías que
se utilizan actualmente para la fabricación de las monedas y billetes en la Casa de Moneda de la Nación, para cubrir las necesidades
que requiere nuestro Banco Central, en el cumplimiento de sus
funciones como Ente Emisor Monetario.
II.– El Banco Central como Ente Emisor del dinero en Argentina
 
 La Constitución Nacional dispone en su artículo 75 cuáles
son las atribuciones del Poder Legislativo en Argentina (1) y entre
Página 2 todas ellas se encuentra la de “Establecer y reglamentar un banco federal con facultad de emitir moneda, así como otros bancos
nacionales”.  También es potestad del Congreso Nacional
“Hacer sellar moneda, fijar su valor y el de las extranjeras; y
adoptar un sistema uniforme de pesos y medidas para toda la
Nación”.
Reverso del billete de 1 peso convertible de 1992,
con el Palacio del Congreso Nacional.
 Estas importantes misiones parlamentarias imprescindibles
para el ordenamiento de una sociedad, son reglamentadas a través de una Ley Nacional que fija la naturaleza, los objetivos y
las funciones del Ente Emisor de moneda.  La Ley N° 24.144
(modificada por la Ley N° 25.780) establece la Carta Orgánica
del Banco Central de la República Argentina (2), que dispone:
“ARTICULO 3:  Es misión primaria y fundamental del BANCO
CENTRAL DE LA REPUBLICA ARGENTINA preservar el valor
de la moneda.
Las atribuciones del Banco para estos efectos, serán la regulación de la cantidad de dinero y de crédito en la economía y el
dictado de normas en materia monetaria, financiera y cambiaria, conforme a la legislación vigente”.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 3  También son funciones del Banco Central actuar como
agente financiero del Estado Nacional, concentrar y administrar
las reservas de oro, divisas y otros activos externos de nuestro
país.  Asimismo, puede emitir títulos o bonos y certificados de
participación que posea; vigila como Ente Rector el buen funcionamiento del mercado financiero y aplica la Ley de  Entidades
Financieras; propende al desarrollo y fortalecimiento del mercado
de capitales y ejecuta la política cambiaria.  Con el objeto de regular la política monetaria y cambiaria, puede comprar y vender
títulos públicos, divisas y otros activos financieros.
El Banco Central concentra y administra las reservas de oro,
divisas y otros activos externos del Estado Nacional.
(Fotografía de una bóveda del Tesoro, con lingotes de oro).
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 4  Como hemos visto hasta aquí, el Banco Central emite el
dinero, lo hace circular, cuida su valor y custodia las reservas
del país.  Pero ¿qué es el dinero? y ¿para qué sirve?  El dinero es
una unidad de cuenta para medir el valor de los distintos bienes
y mercancías que circulan en una sociedad, a través de la delimitación de los precios.  Si no existiera la moneda como unidad de
compra y venta deberíamos depender de la complejidad del trueque de las cosas.  Podríamos decir que el circuito del dinero es
similar o análogo al aparato circulatorio de un organismo: la
moneda sería la sangre que circula para transportar los nutrientes
y desechos del cuerpo, y su función es agilizar el intercambio de
bienes; el territorio y población del país serían el cuerpo u organismo por donde circula la sangre o la moneda, y el Banco    
Central sería el corazón que bombea y permite la circulación del
líquido linfático o el dinero.
 Además de ser una unidad de cuenta para las transacciones
de bienes, el dinero también sirve como medio de pago para
cancelar deudas o contratos económicos, siendo aceptado por
todos los integrantes de la sociedad, y el dinero es un instrumento de reserva de valor para satisfacer necesidades  futuras por
medio del ahorro y la inversión.
 Para cumplir con estas funciones, el dinero debe conservar
su valor y para ello debe gozar de la confianza de la población
que lo utiliza como circulante monetario.  El Banco Central tiene la misión de cuidar el valor de la moneda y hacerla confiable
para su circulación, estableciendo las medidas de seguridad necesarias para regular su cantidad y calidad.  
 Veremos más adelante en este trabajo, cómo para confeccionar las monedas y los billetes hay todo un proceso de estudio
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 5 y control previo para emitir y circular el dinero en nuestro país.
Pero antes hagamos un poco de historia y analicemos cuáles fueron las características del circulante monetario y cómo se fabricaba el dinero anteriormente en Argentina.
         
III.– Cómo se hacía la moneda antaño
  El descubrimiento, conquista y colonización del territorio
americano por parte de los europeos trajo como consecuencia la
implantación del sistema monetario que paulatinamente se impuso al trueque de bienes que realizaban los diferentes pueblos aborígenes, antes del siglo XVI.
  La corona española instaló muy tempranamente Casas de
Monedas o Cecas en las principales áreas de poblamiento, comenzando por México y Perú (3).  En 1573 se fundó la Casa de  
Moneda de Potosí, ciudad ubicada actualmente en la  República
de Bolivia, en la ladera del cerro que durante varios siglos produjo toneladas de metal precioso con las que se realizaron las primeras monedas que circularon en el Río de la Plata.
  Las primeras acuñaciones hispanoamericanas fueron confeccionadas de una manera rudimentaria, con técnicas metalúrgicas muy antiguas que demandaban un acabado manual y daban
como resultado piezas morfológicamente imperfectas.  La terminación de estas monedas denominadas “macuquinas” se realizaba
a martillazos y las percusiones dejaban una silueta entrecortada
que en la mayoría de los casos estaba muy lejos de un perímetro
circular perfecto.  Con el tiempo el borde irregular de las macuquinas fue peligroso para el valor de las monedas: se podían depreciar las piezas recortando el metal y disminuyendo su peso.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 6 Grabado antiguo que representa a un acuñador de monedas.
Monedas de plata “macuquinas”, acuñadas en el Potosí colonial.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 7  Desde el comienzo las leyes españolas eran muy rigurosas
en cuanto a la elaboración de las monedas, tomando  en cuenta
que en esa época estamos hablando de un circulante confeccionado con metales preciosos que tenían valor en sí mismo.  Las reales cédulas disponían que en cada moneda acuñada en una ceca
de la metrópolis ibérica o de una colonia hispanoamericana estuviera identificado el funcionario real que había controlado la acu-
ñación, mediante el grabado de la letra inicial del nombre del ensayador, acompañado del monograma que identificaba  a la casa
de moneda donde se había labrado la pieza monetaria.
  A mediados del siglo XVIII, la tecnología para fabricar monedas permitió el reemplazo de la macuquina irregular por una
pieza redonda más perfecta, que tenía en el canto un grabado que
servía como medida de seguridad adicional, también llamada moneda de cordoncillo, imposibilitando la devaluación de la moneda
y  evitando su cercenamiento perimetral.  Las nuevas máquinas
acuñadoras incorporadas a la ceca potosina permitieron la inclusión de novedosos diseños iconográficos de mejor definición que
incluían el perfil del monarca español en las monedas.
Moneda de oro con el perfil del rey español,
    acuñada en el Virreinato del Río de la Plata.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 8  Las modificaciones morfológicas de las monedas hispanoamericanas fueron tan eficaces para preservar su valor que durante
el siglo XVIII fueron piezas muy utilizadas para el comercio internacional.  Prueba de ello, son las contramarcas chinas que pueden verse grabadas en el circulante monetario español, que con
diversos ideogramas identificaban los nombres de comerciantes
del Lejano Oriente que habían usado ese metal precioso en sus
transacciones.
  Con el inicio del siglo XIX, el panorama político de Occidente cambió como consecuencia de las guerras napoleónicas que
produjo el paulatino decaimiento de la monarquía española, por la
pérdida de sus colonias americanas independizadas,  y por la
hegemonía en los mares y en el comercio internacional que controlaba el Reino Unido de Gran Bretaña.
  La Revolución de Mayo de 1810 comenzó el proceso emancipador del Río de la Plata y la propagación de las ideas y medidas libertarias trajeron aparejadas la acuñación de las primeras
monedas patrias, realizadas en 1813 en la ceca altoperuano (4).
La pérdida de la Casa de Moneda de Potosí en 1815 obligó a la
apertura de nuevos establecimientos emisores monetarios en el
país que ya no poseía la centralización política del Virreinato,
encontrándose fraccionado el poder bajo el imperio de las autonomías provinciales.
 Durante la primera mitad del siglo XIX, existieron tres casas de moneda que tuvieron protagonismo regional de manera
diferente: en el noroeste del país, la provincia de La Rioja fue la
única que continuó acuñando moneda de oro y de plata; en el centro, la provincia de Córdoba  labró  monedas de plata,  y  en  el
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 9 litoral ribereño,  la provincia de Buenos Aires innovó la circulación de monedas de cobre, emitidas por el flamante banco porte-
ño.
Moneda de 8 reales de plata, con la representación del
cerro de Famatina de donde se extraía el oro y la plata
    para afrontar las acuñaciones de la provincia de La Rioja. (1840).
 Debemos esperar varias décadas para volver a tener una
acuñación metálica uniforme en todo el territorio argentino, similar al orden monetario colonial.  La Casa de Moneda de la Nación, fundada en 1880 en la ciudad de Buenos Aires, fue la encargada de importar una tecnología moderna de acuñación de origen
francés que permitió un año después de su instalación las primeras labraciones en oro, plata y cobre en la línea monetaria “Pesos
Moneda Nacional”, que había unificado el circulante monetario
argentino (5).  Desde entonces la Casa de Moneda Nacional se
ocupó de la fabricación de la moneda metálica argentina.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 10 Máquina acuñadora de origen francés con las que fueron
confeccionadas las primeras monedas de oro, plata y cobre en 1881,
en la Casa de Moneda de la Nación.
IV.- Cómo se hicieron los primeros billetes argentinos
 El imperialismo británico decimonónico patrocinó la emancipación de los países hispanoamericanos, que abandonaron rápidamente el monopolio comercial español y remplazaron el circulante colonial por nuevas amonedaciones.  La influencia británica
se hizo notar también con empréstitos a los nuevos gobiernos áviEl arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 11 dos de recursos para continuar la contienda emancipadora y con
inversiones de capital en empresas funcionales a los intereses
mercantilistas europeos.
  El capital predominante inglés dio origen a las primeras
entidades bancarias en Latinoamérica como la fundación del
Banco de Buenos Ayres emprendida en 1822, en el contexto
modernizante y europeizante llevado a cabo por Bernardino Rivadavia (6).  
  Mientras que el interior del país conservó el circulante
monetario de oro y plata como el emitido por la provincia de La
Rioja, o las acuñaciones argentíferas de la provincia de Córdoba,
la provincia de Buenos Aires puso en circulación los primeros
papeles moneda o billetes y piezas fraccionarias de cobre, emitidos por el banco porteño, reemplazando el metal precioso por el
dinero fiduciario.
  Para hacer más seguras las operaciones que involucraban
el pago de monedas de metales preciosos, se empleó  un documento confeccionado en papel, debidamente registrado por su
valor, numeración y firmas de los responsables del  establecimiento bancario que avalaron los billetes o papel moneda.  A
estos billetes se los llamó dinero fiduciario porque no tienen un
valor intrínseco como el dinero acuñado en metal precioso que
tenía un valor en sí mismo.
 En 1822 el Banco de Buenos Ayres habilitó los primeros
billetes argentinos, confeccionados por el grabador francés José
Rousseau (7) que utilizó el reverso de una plancha de cobre que
servía para imprimir estampas religiosas dedicadas a la Virgen
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 12 del Rosario, para elaborar el austero diseño de nuestro primer papel moneda.
Billete de 1 peso emitido por el Banco de Buenos Ayres en 1827,
con los retratos de Simón Bolívar y George Washington
confeccionado en los Estados Unidos de Norteamérica.
  A lo largo del siglo XIX las emisiones de billetes impuestas
por el decano banco bonaerense fueron emuladas por las distintas
entidades bancarias que afloraron en el interior del país, bajo el
amparo de un crecimiento económico que demandaba una cantidad cada más creciente de circulante monetario.  
  En la segunda mitad del siglo XIX, abundaba el papel moneda que con diseños iconográficos que aludían a una economía
nacional basada en las riquezas de la ganadería y la agricultura,
permitió la expansión de un modelo agroexportador que posibilitó
el crecimiento de nuestro país.  Las ilustraciones de los billetes se
basaban en grabados realizados por las casas de monedas inglesas
y norteamericanas, que proveían a los bancos argentinos públicos
y privados del circulante en papel.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 13 Billete emitido por el Banco de la Provincia de Buenos Aires en 1867, con
motivos gauchescos, cuya imagen definía la identidad argentina.
  Se emplearon diferentes técnicas de impresión de  billetes
por esta época.  A veces la demanda de circulante local apresuraba los tiempos de fabricación y se recurría a la litografía, es decir,
las técnicas de grabado sobre piedra que generalmente se utilizaba para billetes de diseños provisorios o los de menor denominación, hasta que pudieran ser reemplazados por un papel moneda
más seguro y confiable, que dependía de los grabados en acero
realizados en el extranjero con ilustraciones más acabadas difíciles de falsificar.
  A comienzos del siglo XX, la Casa de Moneda Nacional
inició las impresiones de billetes emitidos por la Caja de Conversión, aunque la provisión de papel especial y las planchas de metal grabadas con las ilustraciones alegóricas o de retratos de pró-
ceres argentinos, continuaban elaborándose en Europa.
  Debemos esperar hasta 1951, para individualizar el primer
billete íntegramente realizado en el país, gracias  a la incorporación de técnicos italianos a la Casa de Moneda argentina que fueron los que formaron una escuela de grabadores que permitieron
confeccionar los diseños del papel moneda sin depender del auxilio extranjero (8).  
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 14 Billete de 1 peso emitido por el Banco Central en 1951,
con la alegoría de la Justicia Social,
íntegramente confeccionado en nuestro país.
  Veremos seguidamente cómo continúa la Casa de Moneda
Nacional fabricando el dinero que dispone emitir el Banco    
Central de la República Argentina, en la actualidad.
 
V.– Cómo se hacen las monedas en nuestro país
  Para la realización de la acuñación de monedas es necesario contar previamente con un insumo básico denominado cospel, que es el disco metálico liso sobre el cual se grabarán los
diseños y leyendas que conformarán la impronta del anverso y
reverso de una moneda.
 La fabricación de cospeles requiere a su vez de un metal
adecuado como cobre, níquel, aluminio, estaño, zinc y las aleaciones derivadas como el cuproníquel, el bronce y otras combinaciones metalúrgicas.  Además de estos metales que se utilizan
para la realización de monedas de circulación común, se con-
tinúan utilizando metales preciosos como el oro y la plata para
acuñaciones especiales destinadas a un circuito más acotado a la
colección numismática o simplemente a la inversión y al ahorro.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 15   Una vez extraído el metal de la mina y llevado a una fundición metalúrgica, comienza la fusión del mineral para obtener las
aleaciones y el grado de pureza necesario en hornos de altísima
temperatura. Se continúa con un proceso de laminación de donde
se recortarán los discos metálicos que deberán acondicionarse con
pulidos especiales para tener como resultado un cospel de calidad.
  El Banco Central cuenta con la Subgerencia del Laboratorio
(Gerencia de Tesoro) quien elegirá la calidad del cospel en el
mercado internacional, para encargar a la Casa de Moneda Nacional la confección de las monedas que circularán en  Argentina.
Previamente, se deberán confeccionar los punzones y matrices en
acero que permitirán la fabricación de cuños o troqueles utilizados para la impresión de los grabados que se realizará sobre los
cospeles.
La confección de los punzones es terminada a mano por los técnicos
grabadores, para que los cuños puedan tener una imagen bien definida.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 16  El proceso de acuñación continúa colocando los cuños en
una prensa que efectúa al mismo tiempo el acordonado del borde
o canto del cospel y la secuencia de troquelado de  ambas caras
para recibir los grabados y las leyendas en la pieza metálica, dando como resultado la moneda con su impronta de anverso y reverso.  Finalmente, se realiza un control de calidad para detectar posibles anomalías que deberán ser eliminadas y delimitar las piezas
que se emitirán en la circulación monetaria.
Proceso de acuñación de monedas.
 El Banco Central es el único organismo facultado para emitir monedas en Argentina, conforme al artículo 30 de su Carta
Orgánica (Ley n° 24.144 y modificatorias) y controla su circulación.  Para cumplir esta función utiliza la producción de monedas
de calidad “circulación”, pero el Ente Emisor también está facultado para acuñar monedas con carácter numismático o conmemorativo (artículo 31 de su Carta Orgánica), para lo  que suele emplear una calidad de acuñación diferente denominada “proof” (9).
 La calidad proof consiste en el empleo generalmente de metales preciosos como oro y plata o bien níquel, que reciben un
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 17 pulido especial sobre los cospeles produciendo un efecto de brillo
espejo.  Esta técnica permite una precisión mayor en la definición
de los detalles del motivo iconográfico que ilustra la moneda, a
través de un meticuloso procedimiento manual de la prensa acu-
ñadora, que presiona de uno a uno cada cospel con varios golpes
para alcanzar la altura exacta del relieve y una terminación sin
defectos perceptibles por la vista.
Anverso y reverso acuñada en plata con calidad “proof”,
dedicada al motivo argentino de “La Doma”,
incluida dentro de la IV Serie Iberoamericana
  Con el objeto de preservar las monedas acuñadas bajo la
técnica proof se procede finalmente al encapsulado de las piezas
en un recipiente de acrílico transparente, a fin que el manipuleo y
el contacto con el aire no altere el cuidadoso y fino acabado del
metal, transformándolas de esta manera en verdaderas joyas de
arte.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 18 VI.– Cómo se hacen los billetes en Argentina
  Para la fabricación de los billetes también interviene la Subgerencia de Laboratorio (Gerencia de Tesoro) del Banco Central,
a fin de elegir previamente un papel de calidad y resistencia al
uso de la circulación, al que deberá imprimírsele los diseños ilustrativos con sofisticadas técnicas de impresión y tintas especiales
(10) que conformarán las medidas de seguridad para  evitar las
falsificaciones y hacer el dinero confiable.
  El papel utilizado para hacer los billetes argentinos es confeccionado a base de algodón, mezclado con una proporción de
lino y encolantes sintéticos, que le otorga características de opacidad, resistencia y retención necesarias para que la hoja sea uno de
los materiales más resistentes de la industria papelera.  
  El pliego de papel es fabricado con elementos que se le adicionan para que cuando se conviertan en billetes figuren como
medidas de seguridad.  Estos son: las fibrillas invisibles detectables bajo luz ultravioleta; la marca de agua localizada, moldeada,
multitonal y tridimensional, perceptible a trasluz, y el hilo de poliéster metalizado, con micro impresiones y fluorescente a la luz
ultravioleta, utilizado en los billetes de mayor valor.
  Una vez seleccionado el papel de calidad para billetes, la
Casa de Moneda recibe del Banco Central los diseños iconográficos a fin de confeccionar las matrices de los grabados en acero a
buril, para luego realizar las planchas metálicas que intervienen
en los distintos tipos de impresión.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 19 Los maestros grabadores realizan las ilustraciones de los billetes
con un buril sobre planchas de acero.
 
 Existen tres etapas para la impresión de los billetes que
tienen cada una de ellas una técnica distinta de estampado:
Primera fase: offset seco.  Consiste en una impresión plana, opaca y de colores poco intensos, que suelen utilizarse en el diseño
de los fondos de seguridad, mayormente son figuras geométricas
llamadas también “guilloches” que tienen un efecto antifotográ-
fico.  Esta impresión se realiza simultáneamente en el anverso y
en el reverso del billete, permitiendo un registro coincidente detectable con una visión a trasluz.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 20 Segunda fase:  calcografía. Este tipo de estampado tiene relieve
sensible al tacto, brillo y colores intensos, y se  utiliza para las
ilustraciones y leyendas principales del billete.  La calidad de definición de las imágenes permite la realización de diseños de alto
valor artístico.
Tercera fase:  tipografía.   Una vez completada la impresión de
fondos, ilustraciones y leyendas, se finaliza el proceso con el estampado de la numeración y letra de serie que identificará a cada
billete, utilizándose una tinta especial con fluorescencia a la luz
ultravioleta.
Los pliegos de los billetes aprobados son guillotinados para ser embalados y
distribuidos por el Banco Central.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 21  La hoja o pliego de papel conteniendo la impresión de los
billetes pasa luego a un control de calidad para descartar los posibles defectos y los pliegos aprobados son enviados a la máquina
guillotinadora para separarlos por billetes, que posteriormente
serán clasificados y embalados para su emisión y puesta en circulación desde el Tesoro del Banco Central.
VII.– Conclusiones
 Comenzamos este trabajo analizando el origen normativo
que enmarcan las facultades del Banco Central de la República
Argentina como Ente Emisor monetario del país.  Vimos también
las funciones del dinero en una sociedad organizada monetariamente y la necesidad de hacer que ese dinero sea confeccionado
con las suficientes medidas de seguridad en su fabricación y circulación para que sea confiable en el uso que le da la población.
 Estudiamos además la evolución histórica de los distintos
centros emisores de la moneda desde la época colonial hispanoamericana, detallando los cambios producidos con la gesta emancipadora y las actualizaciones tecnológicas operadas en la fabricación de dinero argentino durante la etapa de consolidación y
modernización del Estado Nacional de finales del siglo XIX.
 Hemos observado cómo se creó la Casa de Moneda de la
Nación en 1880 y cómo fueron incorporándose a la misma tecnologías sofisticadas y profesionales idóneos para la elaboración del
dinero, hasta llegar a nuestros días en donde detallamos  los distintos procesos que se llevan a cabo para la fabricación de las monedas y de los billetes en la Argentina.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 22  La Casa de Moneda de la Nación cumple un papel fundamental en la fabricación del dinero dentro de la órbita del Estado
Nacional.  Esta entidad estatal de larga trayectoria histórica no
sólo se ha encargado de fabricar nuestra moneda por más de un
siglo, sino también se ha ocupado eficientemente aplicando las
tecnologías más sofisticadas de cada momento en materia de
seguridad en la elaboración de documentos personales como la
cédula de identidad de cada ciudadano o el registro de conducir
automóviles; las estampillas del Correo Argentino;  los billetes
de la Lotería Nacional; documentos y formularios de la Administración Pública; acuñación de medallas oficiales, entre tantas
importantes realizaciones.
 Estas importantísimas funciones de la Casa de Moneda de
la Nación resultan absolutamente necesarias para que el Estado
Nacional cumpla su misión de gobernar y administrar con recursos, medios e instrumentos elaborados con máximas condiciones
de seguridad.  Así también lo han visto y compartido países limítrofes como la República Oriental del Uruguay, la República
del Paraguay o la República de Bolivia cuando han encargado su
circulante monetario y otros valores a la Casa de Moneda      
Argentina.
 Analizamos también en este trabajo la misión primordial
del Banco Central de la República Argentina de preservar el valor de la moneda, como Ente Emisor Monetario del país.  La
Gerencia de Tesoro (Subgerencia General de Medios de Pago)
tiene un papel relevante en esta tarea: a través de la Subgerencia
de Laboratorio, estudia y controla la calidad y la  seguridad de
nuestra moneda; por medio de la Subgerencia de Emisión, emite
el dinero y controla estadísticamente su circulación; y con la intervención de las Subgerencias de Tesorería y de Tesoros RegioEl arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 23 nales, asegura la distribución racional y necesaria del dinero en
todo el territorio nacional.
Anverso y reverso de la moneda de 50 pesos argentinos, acuñada en calidad
“circulación” en 1985, conmemorativa de los 50 años de la fundación del
Banco Central de la República Argentina.
 Toda la estructura orgánica del Banco Central a través de
sus distintas áreas administrativas y técnicas se encuentra comprometida en el objetivo prioritario de preservar el valor del dinero, encomendado al Ente Emisor Monetario y a su vez Ente
Rector Financiero de nuestro país.  Como hemos visto en este
artículo, los recursos humanos y materiales de nuestro Banco
Central son los que permiten que el dinero argentino tenga valor,
sea seguro y resulte confiable para el beneficio de toda nuestra
sociedad.
- o 0 o -
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 24 Las piezas numismáticas analizadas e ilustradas en este trabajo se
mantienen en custodia del Museo Histórico y Numismático “Dr.
José Evaristo Uriburu (h)”, del Banco Central de la República
Argentina, y forman parte del patrimonio cultural de la Nación.
Notas:
(1) Nuestra Constitución Nacional fue sancionada en 1853 y reformada en varias oportunidades: 1860, 1866, 1898, 1949, 1957 y
1994.  En todas las ocasiones fue respetada la atribución del Congreso Nacional de ser el encargado de la moneda argentina.
(2) El Banco Central de la República Argentina fue creado en 1935,
absorbiendo las atribuciones de la Caja de Conversión y de la
Oficina del Crédito Público Nacional que venían ocupándose de
la emisión de la moneda y de la custodia de las reservas del cré-
dito del país desde el siglo XIX.
(3) La corona española fundó la Casa de Moneda de México en 1535
en el Virreinato de Nueva España y la Casa de Moneda de Lima
en 1565, en el Virreinato del Perú.
(4) La Villa Imperial de Potosí se había convertido en una pieza estratégica del orden económico sudamericano.  La prodigiosa producción de metales preciosos del cerro de Potosí fue rigurosamente defendida por los ejércitos coloniales españoles y obtenida
y conquistada en tres oportunidades por las tropas patrióticas argentinas, lo que permitió la acuñación de las primeras monedas
patrias.  Nuestro país perdió el control político del Alto Perú en
1815,  hasta que la República de Bolivia declaró su independencia luego de la batalla de Ayacucho en 1824.
(5) La Ley N° 1130 sancionada el 5 de noviembre de 1881, llamada
también “Ley de Unificación Monetaria”, dispuso la circulación
de monedas de 5 pesos acuñadas en oro y 1 peso acuñado en plata, con sus centavos de plata y cobre.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 25 (1) Bernardino Rivadavia nació en Buenos Aires en 1780, cursó estudios en Buenos Aires y en Córdoba para dedicarse luego a la administración de los negocios mercantiles heredados  de su padre.
Adhirió tempranamente a las ideas independencistas, formando
parte de los primeros gobiernos patrios.  En la década de 1820 tuvo protagonismo político como Ministro de Gobierno del General
Martín Rodríguez, gestionando la modernización de la provincia
de Buenos Aires, emprendiendo medidas progresistas  como la
creación de la Bolsa de Comercio, del Banco de Buenos Ayres y
la fundación de la Universidad porteña.  Fue elegido presidente de
las Provincias Unidas del Río de la Plata en 1826.  Con la finalización de la guerra con Brasil declinó su hegemonía política y emprendió su exilio.  Falleció en Cádiz, España, en 1845 y sus restos
fueron repatriados años después.
(2) José Rousseau fue un grabador y orfebre de origen francés que
desarrolló una importante actividad artística en Buenos Aires a
partir de 1818.  Formó parte del grupo docente que  se dedicó a
formar a los primeros artistas rioplatenses.  Tuvo a su cargo varios
trabajos de índole oficial, realizando grabados de medallas, monedas e impresos en diferentes épocas.  Fue autor de los grabados del
primer billete del Banco de Buenos Ayres en 1822 y también del
cuño de la moneda de cobre de 1840.  Intervino en la realización
de varios premios militares durante el gobierno del General Juan
Manuel de Rosas.
(3)  En 1948,  durante la presidencia del General Juan D. Perón, el gobierno argentino incorporó nueva tecnología en la Casa de Moneda de la Nación y también designó a varios prestigiosos artistas
italianos en el departamento de grabadores de dicho organismo,
quienes formaron una importante sucesión de técnicos grabadores
de alta calidad.
(4)  Desde 1994 el Banco Central Argentino ha emitido monedas en
calidad “proof” con carácter numismático (orientadas al coleccionismo o al ahorro e inversión y no a la circulación monetaria), empleando oro, plata y níquel.  Para cubrir este cometido fue necesario recurrir a Casas de Moneda extranjeras que tuvieran infraesEl arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 26 tructura de acuñación “proof”, como las de Reino Unido de Gran
Bretaña, España, Francia y México.  Hace un par de años, la Casa
de Moneda de la Nación incorporó a su infraestructura maquinaria
de acuñación proof importada de Inglaterra, lo que  permitió que
las últimas realizaciones de monedas argentinas en  esta calidad
especial fueran confeccionadas en nuestro país.
(10) Se utilizan tintas especialmente elaboradas para la impresión de
billetes, con una tonalidad cromática singular para cada caso y con
sustancias químicas que permiten resistencia y durabilidad, indelebles al medio acuoso y hasta en algunos casos, con fluorescencias
a la luz ultravioleta e infrarroja.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 27 Bibliografía:
Acuñación de monedas: Etapas en la obtención de cuños o
troqueles.  Elaborado por la Subgerencia de Laboratorio –
Gerencia del Tesoro.  Buenos Aires, Banco Central de la República Argentina, 2005.
BOTTERO, ROBERTO A.: Billetes de la República Argentina; Tratado y Catalogación: 1890-2000. Buenos Aires,
Banco Central de la República Argentina, 2001. 1ª. edición.
BURZIO, HUMBERTO F.:  Diccionario de la Moneda Hispanoamericana.   Santiago de Chile, Fondo Histórico y Bibliográfico José Toribio Medina, 1958.  III Tomos.
CUNIETTI – FERRANDO,  ARNALDO J.:  Monedas y
Medallas: Cuatro siglos de historia y arte.  Buenos Aires,
Manrique Zago Ediciones, s.d.
Curso sobre Billetes: preparado por la Subgerencia del Laboratorio – Gerencia del Tesoro.  Buenos Aires, Banco
Central de la República Argentina, 2005.
DE PAULA, ALBERTO y NOEMÍ M. GIRBAL –      
BLACHA:   Historia del Banco de la Provincia de Buenos
Aires: 1822 – 1997.  Buenos Aires, Ediciones Macchi, 1997.
II Tomos.
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 28 NUSDEO, OSVALDO J. y  PEDRO D. CONNO:  Papel
Moneda Nacional Argentino y Bonaerense; Siglo XIX:
1813-1897. Buenos Aires, Editorial Héctor C. Janson, 1982
El arte de hacer dinero: cómo se hacen las monedas y los billetes en Argentina
Página 29  El Banco Central de la República Argentina se creó en
1935, durante la presidencia del General Agustín P. Justo, sobre
la base de la Caja de Conversión y el Crédito Público Nacional.
 El Banco Central tiene como facultad exclusiva la  emisión de la moneda otorgada por el Honorable Congreso de la
Nación. Además regula la actividad bancaria, es agente financiero del Estado y custodio de las reservas del país.
“Es misión primaria y fundamental del Banco Central
de la República Argentina preservar el valor de la moneda” (Art.3, de la ley 24.144)
¿Qué es el Banco Central de la
República Argentina?
Frente del edificio del Banco Central
en el billete de 500 m$n de 1944. Presidente
Martín Redrado
Vicepresidente
Miguel Angel Pesce
Superintendente de Entidades Financieras y Cambiarias
Waldo José María Farías
Vice-Superintendente de Entidades Financieras y Cambiarias
Zenón Alberto Biagosch
Directores
Arnaldo Máximo Bocco
Eduardo Cafaro
Félix Alberto Camarasa
Luis María Corsiglia
Jorge Alberto Levy
Arturo O´Connell
Síndico Titular
Hugo Raúl Medina
Síndico Adjunto
Luis Eduardo Lamberti
Gerente General
Carlos Antonio Pérez



km#Valor
Facial
AñoFotoNotaPeso (gr)Ø (mm)
321 Centavo

Ver ficha
1882-1896
Fuente: worldcoingallery
37a1 Centavo

Ver ficha
1882-1948
Fuente: worldcoingallery
ESCUDO
371 Centavo

Ver ficha
1939-1944
Fuente: worldcoingallery
332 Centavos

Ver ficha
1882-1940
Fuente: worldcoingallery
382 Centavos

Ver ficha
1939-1947
Fuente: worldcoingallery
ESCUDO
38a2 Centavos

Ver ficha
1947-1950
Fuente: worldcoingallery
345 Centavos

Ver ficha
1896-1942
Fuente: worldcoingallery
LIBRTAD
405 Centavos

Ver ficha
1942-1950
Fuente: worldcoingallery
TRIGO GANADO
505 Centavos

Ver ficha
1950-1956
Fuente: worldcoingallery
465 Centavos

Ver ficha
1951-1953
Fuente: worldcoingallery
BUSTO S.MARTIN ANCIANO
535 Centavos

Ver ficha
1957-1959
Fuente: worldcoingallery
LIBERTAD
2610 Centavos

Ver ficha
1881-1988
Fuente: worldcoingallery
3510 Centavos

Ver ficha
1896-1942
Fuente: worldcoingallery
4110 Centavos

Ver ficha
1942-1950
Fuente: worldcoingallery
TRIGO GANADO
4410 Centavos

Ver ficha
1950
Fuente: worldcoingallery
BUSTO DE SAN MARTIN ANCIANO 100 AÑOS NACIMIENTO
4710 Centavos

Ver ficha
1951-1952
Fuente: worldcoingallery
BUSTO S.MARTIN ANCIANO
47a10 Centavos

Ver ficha
1952-1953
Fuente: worldcoingallery
plain edge
5110 Centavos

Ver ficha
1953-1956
Fuente: worldcoingallery
5410 Centavos

Ver ficha
1957-1959
Fuente: worldcoingallery
LIBERTAD
3620 Centavos

Ver ficha
1896-1942
Fuente: worldcoingallery
LIBERTAD
4220 Centavos

Ver ficha
1942-1950
Fuente: worldcoingallery
TRIGO GANADO
4520 Centavos

Ver ficha
1950
Fuente: worldcoingallery
BUSTO DE SAN MARTIN ANCIANO 100 AÑOS NACIMIENTO
4820 Centavos

Ver ficha
1950-1953
Fuente: worldcoingallery
BUSTO S.MARTIN ANCIANO
48a20 Centavos

Ver ficha
1952-1953
Fuente: worldcoingallery
5220 Centavos

Ver ficha
1954-1956
Fuente: worldcoingallery
5520 Centavos

Ver ficha
1957-1961
Fuente: worldcoingallery
LIBERTAD
3950 Centavos

Ver ficha
1941-1988
Fuente: worldcoingallery
4950 Centavos

Ver ficha
1952-1956
Fuente: worldcoingallery
S.MARTIN ANCIANO PLATEADA
5650 Centavos

Ver ficha
1957-1961
Fuente: worldcoingallery
LIBERTAD
571 Peso

Ver ficha
1957-1983
Fuente: worldcoingallery
LIBERTAD
581 Peso

Ver ficha
1960
Fuente: worldcoingallery
ESCUDO CABILDO 150 ANVO REVOLUCION MAYO 1810
595 Pesos

Ver ficha
1961-1968
Fuente: worldcoingallery
FRAGATA-SARMIENTO
6010 Pesos

Ver ficha
1962-1968
Fuente: worldcoingallery
GAUCHO
6210 Pesos

Ver ficha
1966
Fuente: worldcoingallery
CASA DE TUCUMAN 150 ANVO INDEPENDENC.DE 1816
6125 Pesos

Ver ficha
1964-1968
Fuente: worldcoingallery
1ER MONEDA PATRIA SOL
6325 Pesos

Ver ficha
1968
Fuente: worldcoingallery
80 ANVO. MUERTE DE SARMIENTO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada